Como en los tiempos de la Revolución Mexicana, no se analiza ni se escucha razones, simplemente se lanza al abismo laboral al policía preventivo que tuvo la desgracia de ser protagonista del incidente que ocurrió en Ciudad Morelos, donde una mujer sustrajo de la patrulla un arma con la que disparó a diestra y siniestra, causando tres heridos y que a su vez fue lesionada por los mismos elementos de la corporación para evitar que siguiera descargando.

Ya lo dijo Aquel, el que esté libre de culpa que arroje la primera piedra. Todos los que hoy exigen y ofrecen el cese inmediato del uniformado deben hacer un examen de conciencia y si jamás han cometido un error pueden seguir adelante en su demanda, sin embargo antes de pasar por la tintorería deben tener presente que bastantes personas conocen su pasado, por lo que aún cuando presuman de ser impolutos habrá quien les recuerde algunos pecadillos y pecadotes que han cometido a lo largo de su vida.

En otros tiempos había congruencia entre las cabezas de las corporaciones y aún más arriba, por lo tanto, cuando un policía perpetraba una falta que podría considerarse como “grave” (presentarse a trabajar en estado de ebriedad o haber golpeado a un ciudadano arropándose en el uniforme, etc.), el castigo era degradarlo, que si era comandante se le regresaba a patrullar y si era patrullero volvía a ser vigilante de a pie, sanción que duraba de tres o seis meses y luego regresaba a su posición anterior, lo cual servía como un escarmiento y de ejemplo para los demás.

Ahora se pretende la destitución por el descuido de haber dejado el arma sobre uno de los asientos de la unidad, lo que propició la balacera que fue noticia nacional, sin embargo son errores que también cometen automovilistas al dejar las llaves de encendido “un momentito” y que propicia que un oportunista (como la mujer de esta reseña) se los robe y no por eso le van a cancelar la licencia de manejo o lo van a expulsar de la ciudad.

El extremo es pretender la destitución del titular de seguridad pública municipal y de toda la cadena de mando, bajo el supuesto que sus subalternos carecen de capacitación, lo cual es una acusación temeraria y excesiva al atribuirle a toda la corporación lo que hizo uno de sus miembros.

Más allá de dimes y diretes, no se menciona los motivos que hay atrás de todo para que los principales actores se den de capirotazos. El epicentro se encuentra en la sucesión gubernamental, a la que aspira la alcaldesa y que desde palacio de junto tratan de impedirlo, por lo que cualquier asunto que pueda poner en entredicho su capacidad de administrar es aprovechado para restarle imagen.

Al mismo tiempo está de por medio el control de la corporación más numerosa de la entidad, misma que no se ha querido entregar a seguridad pública estatal, como sí lo hicieron los otros diez municipios, por lo que periódicamente se pone en duda la instrucción de los municipales, e incluso se hacen comparativos de la droga decomisada para demostrar que la estatal está mejor preparada.

De ninguna manera fue fortuito que desde tres direcciones se lanzara el mismo tipo de argumentos.

Lo importante es que los aguascalentenses no se dejen enganchar, que no los utilicen como cuadrilla para fines personales o de grupo. Se debe tener presente que de  aquí al último trimestre de 2021 será más intenso el fuego cruzado, del cual saldrá mejor librado el que o la que tenga mejores agallas.

DIFERENCIADOS

Por razones que sólo entienden quienes las llevan a cabo, se intenta denigrar el trabajo del profesorado, responsabilizándolo que otros países estén en mejores condiciones educativas que México, sin embargo son situaciones distintas en su desarrollo social, económico y cultural, por lo que se hace el mayor de los esfuerzos por mejorar el parámetro.

Lo que se olvida es que sin ninguno de los que hoy afrentan al magisterio tendría los conocimientos de que presumen, por lo que mínimo deberían tener gratitud con cada uno de ellos, que les dieron las herramientas necesarias para que se defendieran en la vida.

Bajo este marco es notable que los mentores reciban lo que en justicia merecen en salario y prestaciones, que como lo señaló el dirigente de la Sección Uno del SNTE, Ramón García Alvizo, se ha logrado “sin salir a las calles, sin suspender clases ni afectar a terceras personas”.

Ha sido posible gracias al diálogo y mediante acuerdos con las autoridades, por lo que a nivel nacional Aguascalientes tiene el mayor número de días en prestaciones salariales, estrategia que se mantendrá en el curso del presente año  para seguir contando con mayores bonos así como seguridad social.

La fórmula ha sido sencilla, explicó García Alvizo, presentar las propuestas sindicales y escuchar los puntos de vista de la superioridad educativa, buscando el equilibrio que permita avanzar, lo que ha dado como resultado que esta entidad no tenga paros de labores, ya que las controversias se resuelven en la mesa.

Al igual que en 2019, en el presente año se buscará consensuar con el gobierno del estado y el Instituto de Educación los temas bilaterales, como ocurrió en el caso de los jubilados que reciban dos bonos anuales, uno el 15 de mayo por 4,500 pesos y otro el 15 de diciembre de 4,200 y hasta llegar a los 4,500 pesos. Esta fue una demanda reiterada que afortunadamente se resolvió en beneficio de los maestros y personal de apoyo retirados.

También se presentó el caso de los profesores de inglés que en la pasada administración estatal recibieron la base sin haber un presupuesto anual de respaldo, por lo que en la actual se les dio de baja, lo que propició un movimiento en demanda para que se reconociera su estatus dentro de la nómina, lo que finalmente se logró a favor de 198 a nivel federal, que fueron los que cumplieron los requisitos.

También, mediante el diálogo, se resolvió el asunto relacionado con las escuelas normales, al haber una queja recurrente de que no se respetaba los procesos de asignación de horas, ni se expedían las convocatorias como lo dispone el reglamento, por lo que se acordó que no se aceptará que vuelva a suceder y en lo cual la Sección Uno estará muy pendiente.

Es un medio laboral en que participan alrededor de 18,000 trabajadores, por lo que es necesario atender sus inquietudes y dentro de lo posible encontrar una solución, misma que se ha logrado en reuniones con el gobierno estatal y el IEA, buscando puntos de coincidencia que asegure un buen ambiente laboral, lo que favorece directamente a los alumnos, que son a final de cuentas para los que trabajan y se esfuerzan, puntualizó Ramón García.

ENCARAR LA SITUACIÓN

Luego de que los ex regidores popoteros lograron que el Cabildo de la capital aprobara la prohibición en el uso de bolsas de polietileno y otros productos de plástico, diversos comercios entregan la mercancía en material reciclado, con lo que evitan perder clientela. Es un problema que impacta principalmente a los pequeños negocios, como los que se dedican a la venta de alimentos en la vía pública, porque esto les significa un mayor gasto, pero no tienen otra opción para evitar que les apliquen una multa. A los asiduos se le sugiere que lleven sus vasijas, pero hay quienes se molestan porque no hay bolsas de un sol uso. Lo que hace falta es que las autoridades reciclen todo el material plástico que se deposita en los contenedores, lo mismo que envases de refresco y agua, ya que de poco sirve que la población haga su parte si la parte oficial deja pasar esos productos.