Por: Amigos pro animal

En Semana Santa si tu opción fue llevar a tu perrito a unas merecidas vacaciones a la playa te podrás preguntar si es correcto que tu perro pueda meterse a nadar al mar.
Debes de tomar en cuenta que no a todas las razas les gusta el agua, a algunos hasta les aterra y hay otras que tarde se les hace para darse un buen chapuzón y no querrán salir del agua.
Si tu perro es cruza o puro Golden o labrador, caniche o puddle te llevarás la gran sorpresa de que en su sangre traen el divertirse dentro del agua.
Todos los perros por instinto moverán sus patas para poder nadar, sin embargo al perro que no fue creado o que le da el miedo el agua no sabrá hacerlo correctamente y puedes correr el riesgo de que pierda la vida.
Si a tu perro le encantó ver el agua y sin pedir permiso ya lo encontraste dentro, definitivamente déjalo dentro del agua pero no lo pierdas de vista ni un segundo, ya que si está dentro del mar puede ser arrastrado por la corriente.
Nunca obligues a tu perro a nadar en el mar si no lo quiere hacer, tenemos que respetar el miedo que siente por introducirse al agua, forzándolo la experiencia será muy desagradable y cada vez que vea agua recordará el miedo que tuvo.
Un consejo que podemos darte para intentar quitarle el miedo es metiéndote tú e intentar llamarle, él o ella verá que todo está bien y que es seguro porque tú estás ahí. O bien, si a tu perro le gusta la pelota, entonces también podrías intentar lanzarla a distancia muy corta hasta que tu perro viva la experiencia de sentir el agua en sus patas. Y tal vez tengas éxito, pero si aun así no se anima pisar el agua ni modo, tu perro disfrutará igual verte desde la playa.
Si quieres conocer a nuestros perritos acuáticos y los que no lo son tanto para darle un hogar y podértelos llevar de vacaciones contáctanos al 174 64 17 o bien escríbenos a [email protected]  y también puedes seguirnos en Facebook/amigosproanimal.