Ante lo inevitable, los contribuyentes piden a las autoridades municipales que el aumento a los impuestos del año próximo sea moderado, teniendo en cuenta la situación económica que se espera será más difícil que en la presente etapa.

Es una tradición de larga data que ante la cercanía del final de año los distintos niveles de gobierno se regodeen, al afirmar que en el siguiente no habrá nuevos gravámenes, y que lo hacen por solidaridad con el pueblo, sin embargo en la nueva Ley de Ingresos incluyen “ajustes” en casi todos los rubros, que por regla general son superiores, y hasta el doble, de la inflación que se calcula habrá en los próximos doce meses.

La explicación que acompaña la medida es que requieren equilibrar los gastos administrativos y para el cumplimiento de obras, lo que de alguna manera es aceptable, ya que es obligación de los ciudadanos cooperar para la ejecución de los programas públicos, sin embargo lo que provoca enfado es cuando el incremento es desproporcionado para el ingreso que obtiene el grueso de los habitantes.

El primero en levantar la voz fue el presidente de la Cámara de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Santiago Muñoz Romo, quien solicitó sensatez a los 11 ayuntamientos del estado en el cobro por obtención y renovación de licencias.

De manera particular la solicitud la hacen pública al gobierno de Jesús María, cuya administración anterior encabezada por José Antonio Arámbula López actuó con lesividad, al aplicar costos tan elevados que superaron a los demás municipios y a otros estados, como San Luis Potosí, Guanajuato y Zacatecas.

En función de ello, una licencia para restaurante alcanzó este año cifras muy elevadas al superar los 248,000 pesos y la renovación fue mayor a los 36,000 pesos, lo que en el primer caso representa un freno para nuevas inversiones y en el segundo que tengan que trabajar en condiciones adversas. Con el actual presidente Noel Mata Atilano se logró un acuerdo para disminuir el costo por la renovación, al quedar en 30,000, que de cualquier manera es muy alto ya que significa una renta mensual adicional de 2 mil 500 pesos, que inevitablemente obliga a reducir el número de empleados o a evitar nuevas contrataciones.

A nivel nacional la Secretaría de Turismo ha sido muy clara en reconocer que la industria gastronómica es de las más importantes en materia de inversión y como fuente de empleo, que incluso supera a las maquiladoras, por lo que debe tener el apoyo necesario para que funcionen y así cada empresa supere las metas que ha previsto.

Hay una gran verdad en lo anterior ya que desde el negocio familiar, en el que tienen cabida tres, cuatro o cinco personas, hasta los de renombre con gran número de empleados, son parte fundamental en el motor de la economía.

Por lo anterior no se debe arremeter contra los que son manantial de progreso, al creer que por su nivel de ventas tienen una riqueza sin paralelo, cuando gran parte de las ventas se van en los gastos normales.

Lo que cabe es que antes de que sea aprobada la Ley de Ingresos por los cabildos se tenga presente que no hay “hincarle el diente” a los contribuyentes, ya que tanto va el cántaro al pozo que termina en el fondo. A nadie le conviene que disminuya el patrimonio social y el cual se forma con lo que tienen todos los habitantes, por el contrario, es esencial apoyar a los emprendedores para que con su esfuerzo contribuyan a hacer más grande la economía de cada lugar.

Es un problema que también se registra con otros ayuntamientos, aunque en menor proporción, como los de San José de Gracia, Tepezalá, San Francisco de los Romo y Pabellón de Arteaga, que junto con Jesús María tienen demasiados giros reglamentarios que en algunos casos llegan a 56, y cada uno con una tarifa distinta como una muestra recaudatoria, mientras que Puebla registra sólo 9, consecuentemente se hace necesaria una revisión que ayude a promover y cimentar el desarrollo económico.

PENSAMIENTO CREATIVO

Cada vez que se lee o escucha una crítica al sistema educativo mexicano, por considerar que está muy lejos de estar a la altura de lo que requiere el país, y de lo cual se responsabiliza a los profesores, viene la reflexión de saber en dónde aprendieron los niños y jóvenes que sobresalen o ganan premios nacionales e internacionales en distintas materias.

Este Diario ha sido partidario de seguir paso a paso el éxito que tienen niños y jóvenes de Aguascalientes, tanto en actividades académicas como culturales y deportivas, ya que cada quien en su campo trata de superarse y esto se refleja en los lugares que ocupan en las competencias.

Los triunfos que alcanzan no son cosecha de la casualidad o por favoritismo, sino producto de un esfuerzo individual o de equipo que realizan en las aulas, talleres o pistas, siempre con la guía de sus maestros, que los motivan a que sigan sus sueños y vayan hacia nuevas metas.

Aunque son múltiples los ejemplos que podrían ofrecerse basta recordar los más recientes. Alumnos del cincuentenario Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA) diseñaron un vehículo todoterreno, de lo cual comentó uno de los participantes, Gabriel González Franco, alumno de ingeniería mecánica.

Como parte de este proyecto estudiantil que fue realizado durante nueve meses, se tiene un vehículo que ya funciona. Es un monoplaza con motor de 350 centímetros cúbicos y 10 caballos de fuerza, que alcanza una velocidad de 45 kilómetros por hora, una transmisión CVT que es de velocidad variable, suspensión independiente y positiva en la parte delantera.

En este trabajo participaron Edgardo Alberto Hernández Martínez, Juan Diego Martínez Castañeda, David Villanueva Díaz, Jesús Flores García, Bryan Pascual Villalobos Muñoz, Eric Amador Alba Zavala, Sergio Brandon Martínez Gaytán y el propio Gabriel González Franco.

Para el cumplimiento de su propósito recibieron el apoyo de Transmisiones Galván, Motos y Bicicletas Agropecuarias, Cafa y Mainse, y para su diseño se partió de cero, considerándose resistencias dinámicas, estáticas, arrastre, pendientes y frenado y aspectos de seguridad,

Por su parte, los alumnos de la Universidad Tecnológica El Retoño, Genaro Zavala Guzmán y Arturo Reyes Núñez, con la asesoría del maestro Alejandro Arredondo García, desarrollaron para empresas de seguridad un prototipo de robot, que permite generar fotografías de movimientos atípicos de una zona con videovigilancia.

La rectora de la institución, Patricia Saracho Martínez, explicó que el prototipo puede fotografiar cuando hay un movimiento extraño descubierto mediante colores, lo que activa al robot que avanza según la ruta de ese movimiento. El autómata está destinado para servir a empresas de seguridad, que con su manejo pueden ahorrar dinero, al no necesitar de cámaras especializadas y utiliza un menor número de sensores para hacer más eficiente su labor de investigación.

La importancia de este tipo de proyectos, sostuvo Saracho Martínez, es que permiten a la Universidad El Retoño la verdadera vinculación con el sector productivo, por lo que es importante que las empresas se interesen en ese tipo de trabajos, que incluso puede adquirirlos y comercializarlos y de esta manera le dan un valor agregado al esfuerzo de los estudiantes.

CUESTIÓN DE ENFOQUE

El cambio de horario para el invierno que entró en vigor ayer encuentra puntos de vista divergentes, pues unos están de acuerdo por creer que hay un ahorro de energía y de recursos económicos, pero otros sostienen que lo que se ahorra por las mañanas se gasta en la tarde-noche, sin embargo, independientemente de quien tenga la razón lo que quieren saber vecinos de distintos sectores de la ciudad de Aguascalientes es si con el nuevo horario se acabará los apagones programados, lo cual niegan las autoridades pero no pueden eludir ante el reclamo social cuando se demuestra que hay varias cuadras sin alumbrado.

¡Participa con tu opinión!