El fiscal anticorrupción en Aguascalientes deberá cumplir con un perfil ciudadano, sin compromiso con algún partido o grupo político, con conocimiento en materia de procuración de justicia y ser preferentemente oriundo de esta entidad, advirtió el fiscal general del Estado, René Urrutia de la Vega.

Su nombramiento se está construyendo a partir de un análisis serio y formal de prospectos y la construcción de acuerdos y consensos que legitimen en su momento, su arribo a una responsabilidad que demanda efectos específicos y las exigencias de un estado como el nuestro, agregó.

En entrevista, explicó que tanto ese nombramiento, como otros factores relativos al tema, transitan todavía dentro de los términos marcados por la ley para su implementación, y estimó que antes de que finalice el año ya podría estar establecido y completo el Sistema Anticorrupción en el estado.

Sobre el tema en particular, indicó que se está analizando conjuntamente entre la FGE, grupos de la sociedad civil y el Congreso local, pues la ley no marca un perfil, pero se han delineado criterios a través precisamente del consenso y apertura al diálogo.

En ese sentido, recalcó que se ha considerado importante que el próximo fiscal anticorrupción tenga conocimientos en materia de procuración de justicia, porque su tarea será integrar carpetas de investigación sobre delitos cometidos tanto por servidores públicos como otros que no lo son, pero que se involucran en el tema de la corrupción.

De tal manera, dijo, que debe haber conocimiento técnico de la materia, pero también tener un perfil ciudadano, ajeno a partidos y grupos políticos, y preferentemente ser de Aguascalientes.

Al respecto, puntualizó que no es indispensable ni mucho menos una imposición normativa, sin embargo, “lo correcto y conveniente sería que se trate de alguien que conozca nuestra realidad y contexto”.

Finalmente, dejó en claro que el nombramiento del fiscal anticorrupción no es cuestión de apresuramientos, sino de hacer bien las cosas, tener a la gente idónea, el perfil adecuado, el proceso pertinente y el andamiaje suficiente para que las cosas se den bien, no rápido”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!