El Gobierno de la ciudad intervendrá el jardín de El Encino en el marco del programa Barrios Mágicos; invertirá diez millones de pesos en la nivelación de pisos y sustitución de losas, y desaparecerán las fuentes de ornato en la zona de restaurantes, así como la barda perimetral en el acceso por la calle Díaz de León.
Este fin de semana se hará un primer reconocimiento de la zona por parte de la alcaldesa Teresa Jiménez, a fin de conocer los alcances del proyecto que, por tratarse del rescate de materiales históricos, está siendo vigilado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para su autorización.
Al respecto, el secretario de Obras Públicas, Marco Antonio Licón Dávila, explicó que la recomendación del INAH va en el sentido de rescatar los materiales que sean identificados como originales en esta plaza donde actualmente existen siete diferentes tipos de losas.
Hay desde concreto simple, hasta mármol, dijo, por lo que se está llevando a cabo un análisis especializado del concreto estampado, adoquín y otras texturas localizadas para determinar su uso.
En ese contexto, dijo que el proyecto de intervención en El Encino lleva como finalidad nivelar todo el terreno y así minimizar riesgos para las personas que caminan ahí, especialmente mujeres que usan zapatos de tacón, personas con discapacidad y adultos mayores.
Asimismo, se ha determinado crear comederos a fin de que alumnos de escuelas aledañas y trabajadores de fábricas en los alrededores que acostumbran ingerir ahí sus alimentos, tengan un espacio más digno y saludable para hacerlo.
En cuanto a las fuentes ubicadas en el andador principal de la calle Abasolo, dijo que desaparecerán para ampliar el pasillo de acceso, pues actualmente obstaculizan el paso peatonal, lo mismo que la barda en el acceso oriente al jardín.
Licón Dávila precisó que la intervención en El Encino no afectará vegetación y si acaso hubiere que remover algún elemento, la decisión se tomaría solamente consultando al vecindario y bajo la supervisión de la Secretaría de Medio Ambiente Municipal y ambientalistas locales.