La Leyenda del Beisbol Mexicano, Fernando Valenzuela, llegó a las instalaciones del Estadio de Beisbol Monterrey para presenciar la serie entre los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego.
Portando un saco negro, corbata y un maletín, Valenzuela recorrió el estadio con personal del comité organizador y subió hasta el último nivel del Palacio Sultán.
En su recorrido, “El Toro” fue abordado por decenas de aficionados, mismos que le pidieron un autógrafo, aunque él amablemente no correspondió.
“Ahí viene la leyenda”, “Ahí viene el gran Fernando”, “¡Es Valenzuela!”, exclamaban los aficionados mexicanos, de Texas y del sector de Los Ángeles, California.
Cuando Valenzuela subió al tercer nivel, los personajes que los acompañaban del comité organizador se hicieron “bolas” y lo cambiaron por lo menos en tres ocasiones de lugar, inclusive solicitaron a la gente que ya no lo siguieran. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!