Salvador de la Cruz Torres, decano del Centro de Ciencias Empresariales de la UAA, señaló que el valor de los artículos y mercancías que el estado envía al vecino país del norte se estima en 57 mil millones de pesos al año; agregó que un gran porcentaje de este monto corresponde al sector automotriz, pues se producen 1,500 vehículos diarios; sin embargo, ante un posible impuesto para importaciones mexicanas, es necesario ampliar mercados.
Respecto a la relación comercial que tiene México con Estados Unidos, explicó que en este momento se habla de una posible imposición de un impuesto de importación por parte del país vecino a vehículos producidos en México de un 35%, lo cual encarecería el producto en la Unión Americana; ante ello, las empresas mexicanas deben buscar otros mercados para mantener los empleos y los ingresos generados de las importaciones realizadas, ya que los automóviles están compuestos de tres mil partes, de las cuales el 60% provienen del país norteamericano, por lo que si se implementa dicho impuesto la afectación sería para los mercados de ambos países.
De la Cruz Torres indicó que si bien ya se están exportando vehículos producidos en Aguascalientes a países del Medio Oriente, actualmente se están buscando otros mercados como África; añadió que con estas acciones se busca continuar produciendo autos en la entidad y con ello mantener la planta productiva y laboral.
Destacó que el país se encuentra en un momento idóneo para ampliar sus relaciones comerciales a distintos países de Europa, Medio Oriente y Sudamérica, pues los productos mexicanos pueden llegar a insertarse a otros mercados por su alta calidad y precio competitivo.
Por último, el decano del Centro de Ciencias Empresariales dijo que la Universidad Autónoma de Aguascalientes forma a profesionistas en carreras como logística empresarial, comercio electrónico, al igual que administración y gestión fiscal de PyMEs, quienes cuentan con la preparación necesaria para aportar y potencializar la búsqueda de otros mercados en donde puedan colocarse productos mexicanos, además de que es necesario aumentar el consumo de productos hechos en México y apoyar al sector productivo nacional para dar un mayor impulso a todas las pequeñas y medianas empresas del país.