El aguacate seguirá fuera del alcance de la población, ya que actualmente se ubica en ochenta pesos promedio por kilogramo y no hay visos de que pueda regularizarse en lo inmediato, señaló el consejero de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Salvador Sebastián Mauricio.
Ése, como varios alimentos del sector agroalimentario, están registrando precios al consumidor cada vez más altos, producto de que las cosechas no están siendo lo suficientemente abundantes y la demanda del mercado los lleva “a las nubes”, agregó.
En ese sentido, explicó que como en México la mayoría de los cultivos se dan “a cielo abierto”, cualquier contingencia climática, sea sequía o lluvia en exceso, afecta y los volúmenes de cosecha se reducen significativamente, en tanto que la demanda crece y con ella los precios suben.
En entrevista, el empresario del ramo agroindustrial dijo que en el caso particular, la cosecha fue limitada y la mayor parte de ésta se envía al extranjero, donde apenas si se satisface la demanda por el alimento.
Lógicamente, dijo, eso repercute el mercado nacional, pues los precios han ido hacia arriba y así se mantendrán en tanto concluye el escaso volumen que quedó para el país -y que desgraciadamente no es de lo mejor-, y llega la nueva producción.
Cuando inicie la nueva temporada, los precios irán bajando y será de manera significativa en primer lugar porque el primer corte no tiene la mejor calidad, entonces se coloca en el mercado con la intención de que se mueva muy rápido.
Pero también porque ha subido tanto que si se ubica de nuevo alrededor de los treinta pesos, estaremos hablando de una disminución de más del 100%, respecto del precio en que se encuentra en este momento.
Por otro lado, Sebastián Mauricio aseguró que en México ya no hay casos de desabasto de alimentos del campo, pues la producción es amplia en el territorio nacional, de tal forma que si una zona se siniestra, el alimento se obtiene de otra.
Productos como hortalizas, verduras y frutas de alto consumo se dan en diferentes regiones del país, de tal forma que no hay necesidad de importarlas, “si acaso suben de precio, pero aquí hay autosuficiencia en ese rubro”, subrayó.