“Te pido Dios, que la luz de tu bondad, ilumine mi corazón de amor y de verdad”, son las palabras que Jackelina Torres Guerrero pronunció durante la misa de acción de gracias que fue celebrada en su honor.
La capilla San Peregrino Laziosi es el recinto sagrado al acudió la quinceañera, en compañía de sus papás: Enrique Torres y Montserrat Guerrero.
Asimismo, contó con la presencia de sus padrinos: Alicia Amezcua, Fabián Ramírez, Gabriela Alférez y Samuel Ibarra.
El ministro de la Iglesia aprovechó la presencia de un gran número de jóvenes para invitarlos a permanecer unidos a sus padres, escuchar sus consejos y trabajar por un futuro mejor.
Al final, derramó infinitas bendiciones sobre la quinceañera, así como en sus papás y padrinos para que juntos gocen de una vida feliz y exitosa.