Agradece a Dios su juventud

Convertida ya en una hermosa quinceañera, María Fernanda Martínez Rosales elevó su oración de gratitud a Dios durante la santa misa que se efectuó en el templo del Sagrado Corazón de Jesús.
En el recinto contó con la compañía de sus familiares y amigos más allegados, destacando la presencia de sus padres y padrinos, principalmente.
Rodeada de sus chambelanes, la guapa quinceañera arribó a la recepción que se preparó para la ocasión, en la cual compartió con ellos y su orgulloso papá, un emotivo vals.

¡Participa con tu opinión!