Una jovencita que pasaba por un fuerte cuadro depresivo, se suicidó el viernes por la tarde en el interior de su domicilio ubicado en la avenida Independencia casi en esquina con la avenida Petróleos Mexicanos, justo frente al Jardín Carpio, en la colonia Industrial.
La víctima mortal fue identificada como Karla Fernanda, de 22 años, quien se ahorcó en el baño con una bufanda que amarró al cancel.
Fue cerca de las 14:00 horas del viernes, cuando se reportó que en el domicilio señalado, se encontraba una joven mujer que había intentado suicidarse, por lo que se solicitaban los servicios de emergencia.
Fue el papá de la joven quien encontró a su hija ahorcada en el baño del domicilio, ubicado en la planta alta de una finca que cuenta con un negocio de instalación de sonido automotriz.
Al lugar de los hechos llegaron inicialmente policías estatales del Grupo “Dragones” y momentos después una patrulla de la Policía Estatal, y otra unidad de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes del Destacamento “Pocitos”.
Asimismo, arribó la ambulancia ECO-332 del ISSEA, cuyos paramédicos encontraron a la víctima recostada en un sofá y al momento de revisarla confirmaron que ya había muerto, por lo que se solicitó la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado.
A la escena del suicidio arribaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, el agente del Ministerio Público de Hospitales y peritos de la Dirección de Investigación Pericial, quienes luego de que se efectuaran las diligencias correspondientes, trasladaron el cadáver de Karla Fernanda a las instalaciones del Semefo, donde le practicaron la necropsia de ley.
De acuerdo a las primeras investigaciones, la joven Karla Fernanda había mostrado signos de ansiedad, debido a que se sentía presionada por sus estudios.
Sin embargo, posteriormente cayó en un cuadro de depresión, que se incrementó debido a que tenía fuertes problemas con su novio.
La tarde del viernes, su papá la encontró colgada en el baño con una bufanda en color guinda, que había amarrado al cancel.
A un costado de la finca donde ocurrieron los hechos se localiza una tienda de abarrotes, cuya propietaria al enterarse lo que había ocurrido, fue quien lo reportó al C-4 Municipal.

¡Participa con tu opinión!