Formular los cambios que demanda el país en materia laboral, y dispuesta a escuchar y analizar otros planteamientos, la Confederación Regional de Obreros y Campesinos (CROC) propone una agenda laboral no restrictiva, pretendiendo articular acciones con otras organizaciones sindicales que vayan en bien de la clase trabajadora.

Al destacar lo anterior, el dirigente estatal croquista, J. Refugio Marín Ruiz, señaló que con el liderazgo del secretario general del Comité Ejecutivo Nacional, diputado Isaías González Cuevas, se impulsa los cambios que demanda México, por lo que el pleno de dicha central se pronunció por los siguientes aspectos:

Rechazo absoluto a los contratos de protección que atentan contra los derechos de los trabajadores, previstos en el Artículo 123 Constitucional y que han desacreditado al sindicalismo mexicano a nivel internacional, toda vez que los trabajadores esperan apoyo real para hacer efectivo todos sus derechos.

Propone que la tercerización, o sea las llamadas empresas outsourcing, cumplan con lo establecido en los artículos 15, 15-A, 15-B, 15-C y 15-D de la Ley Federal del Trabajo, con los requerimientos de la seguridad social, y por supuesto con sus obligaciones y responsabilidad fiscal.

Rechaza el sindicalismo blanco y la simulación ya que hay individuos ambiciosos, que sin representar a los trabajadores, obtienen tomas de nota extendidas por autoridades laborales y extorsionan a personas y empresas.

De igual manera señala que se deben llevar a cabo acciones concretas para defender y fortalecer al IMSS, al Infonavit y a la Consar, democratizando sus órganos de dirección lo cual permitirá que los trabajadores gocen de manera eficaz de los beneficios de la seguridad social que estas instituciones proporcionan.

La CROC propone el impulso sindical para la educación y capacitación de los trabajadores para su desarrollo personal y familiar y también en la indispensable actualización que debe haber frente a la segunda revolución industrial que ya está vigente en todo el mundo.

Refrenda la necesidad del puntual cumplimiento de los convenios de la OIT firmados por el gobierno de México, de manera destacada el 87 y el 98, que establecen y garantizan los derechos colectivos de los trabajadores mexicanos.

Está de acuerdo con las disposiciones propuestas en la nueva reforma laboral, en lo que se refiere a la democracia sindical, la transparencia y rendición de cuentas, pero al mismo tiempo, debe fortalecerse la contratación colectiva, el derecho de huelga y la autonomía sindical, como derechos universales de los trabajadores.

Expresa su apoyo a todas las acciones y medidas que garanticen la afiliación a la seguridad social de las trabajadoras del hogar que no han  podido garantizar por tantos años, su acceso a la misma, asimismo expresan su asistencia a los trabajadores jornaleros para que gocen de seguridad social y constituyan sus organizaciones sindicales para hacer efectivos sus derechos determinados en las leyes.

Propone la creación de un Centro Nacional de Formación Sindical, para que las y los trabajadores conozcan la importancia que tiene el sindicalismo en la economía, el combate a la pobreza, el rezago educativo y la desigualdad en México.

Finalmente, la CROC se solidariza con la cuarta transformación en lo que establezca garantías para el desarrollo económico, social y cultural de los trabajares y sus familias, así como la igualdad que avale el progreso de México.

OFICIO DE ALTO RIESGO

 

Algunas personas creen que conducir un taxi es de lo más elemental, por lo que tramitan el gafete para convertirse en operadores y así empezar a trabajar. Al paso de las semanas se dan cuenta de lo estresante que es esta actividad, al enfrentar toda clase de vicisitudes, tanto con los pasajeros como en la vía pública ante los demás conductores y tener como rutina manejar siempre a la defensiva.

De lo anterior da cuenta el secretario general de Taxistas Revolucionarios, José del Refugio Eudave Ortiz, al citar que en el primer trimestre del presente año se acumularon más de 200 accidentes viales entre sus 700 representados, algunos leves y otros de mediana o fuertes consecuencias, que van desde un alcance y un rozón hasta el choque abierto, o el atropello a un transeúnte.

Entre los agremiados hay una aportación que permite cubrir los gastos que se generan para reparar automóviles particulares y de los propios taxistas y la atención médica que se requiera, lo que significa un gasto mensual promedio de 250 mil pesos.

Son incidentes que muchas veces no es responsabilidad del taxista, pero que están obligados a ir ante el ministerio público para declarar sobre cómo se dieron los acontecimientos y al no haber culpabilidad de su parte demandar la reparación del daño, sin embargo, aún cuando no exista delito de su parte en ocasiones se detiene el vehículo, lo que ocurre actualmente con cuatro unidades que están retenidas por la autoridad hasta que concluya la situación legal.

También enfrentan el asalto de algunos individuos que se hacen pasar como pasajeros, quienes al llegar a cierto punto obligan al chofer a entregar el dinero que ha recaudado durante su jornada, el celular, el reloj y las llaves del automóvil, a lo que Taxistas Revolucionarios les recomienda que no opongan resistencia, ya que es más importante su integridad física que todo lo que pretenden hurtarles.

Se tiene documentado seis casos de enero a la fecha, de los cuales a cuatro les robaron la batería y los otros dos de plano se encuentran desaparecidos, aunque en total han sido quince por robo del vehículo, de lo que se encontraron en distintas condiciones, los más desvalijados, sólo uno se halló chocado en San Miguel de Allende, Guanajuato, considerándose que el mismo operador fue el responsable pero no lo reportó al propietario.

Cuando hay responsabilidad manifiesta del chofer la aseguradora con que cuentan se encarga de los gastos, como pasó con la muerte de una persona, reponiéndose el vehículo y se pagó la indemnización correspondiente del chofer, los servicios funerarios y la reparación de otras unidades involucradas, y algo similar sucedió en el accidente donde fallecieron dos menores, pagándose más de dos millones de pesos como reparación del daño.

En función de lo descrito ser chofer de taxi es un trabajo de alto riesgo y al que están expuestos durante todo el turno, en el que deben estar alertas en todo momento para evitar chocar o que los choquen, algo difícil de lograr pero con la experiencia que da el estar sobre la conocida “selva de cemento” les permite sortear las dificultades, a sabiendas que en un abrir y cerrar de ojos ya están implicados en un accidente.

EL GOZO AL POZO

El presidente municipal de Jesús María, Ags., Noel  Mata Atilano, se entusiasmó con el anuncio de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de que en este lugar se asentará un cuartel de la Guardia Nacional (GN), para lo cual requiere de un terreno de 10 a 15 mil metros cuadrados que deberá proporcionar el propio Ayuntamiento. Lo que no le comentaron fue que, además del predio, los estados y municipios que requieran del apoyo de la GN deberán cubrir proporcionalmente, con recursos propios, las necesidades de operación del nuevo cuerpo de seguridad., tanto en lo económico como humano y material, aspecto que está planteado en el artículo 96 del título sexto de la propuesta de Ley de la Guardia Nacional, enviada al Senado. El alcalde Noel Mata va de salida, por lo que el sucesor o sucesora tendrá que cargar con esa obligación, a la que se agrega la disminución de las aportaciones federales que recibían los ayuntamientos del país a través del subsidio para seguridad de los municipios.