Reportan el robo de 50 reses en un rancho. José de Jesús Guzmán de Alba, presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida (UGRH), sostuvo que el abigeato se ha recrudecido en la entidad, pues se ha relajado la seguridad en las rancherías; además, recordó que recientemente, un productor reportó el robo de 50 cabezas de ganado en el municipio de Jesús María.

Señaló que anteriormente se sentía una mayor vigilancia por la presencia de la policía rural, pero los rondines que realizaban han disminuido de maneta notoria, lo cual atribuyó a que se están tratando de reforzar las labores de seguridad en las zonas urbanas; sin embargo, agregó que no por ello se debe relajar la vigilancia en el campo, pues el robo de 50 cabezas de ganado es un indicativo de la presencia de grupos del crimen organizado.

Guzmán de Alba afirmó que los animales que se robaron eran toros de engorda, los cuales tendrían un valor aproximado de un millón de pesos, y para perpetrar este atraco los cuatreros debieron de haber utilizado una jaula y en ello debieron de haber participado al menos cinco personas; precisó que en la comunidad de Venaderos, ubicada en el municipio de Jesús María, es donde se han reportado un mayor número de casos de robo de ganado.

Asimismo, estimó que este grupo delincuencial tiene localizados los lotes de ganado, lo que le ha estado permitiendo cometer distintos atracos, y si bien en comparación con el año pasado ha descendido el número de reportes de robo, se ha incrementado el volumen de los robos, pérdidas cuantiosas que acaban con el patrimonio de los productores.

Para finalizar, el presidente de la UGRH indicó que si bien el presente año se endurecieron a nivel local y federal las penas por robo de ganado, hacen falta labores de prevención para que no se perpetren este tipo de ilícitos; “lo que necesitamos es darle seguimiento puntual, agarrar a estas gentes y aplicarles la ley para que vean que ya no hay impunidad, porque eso es en lo que se basan, ven que hay impunidad, que no los agarran”.