Rolando Chacón
Agencia Reforma

SALTILLO, Coahuila.-El abuelo de José Ángel, el estudiante de 11 años que causó la tragedia en el Colegio Cervantes, no sólo habría descuidado sus pistolas, sino que incluso se las habría facilitado al niño a sabiendas de que quería hacer un tiroteo.
Según medios locales, el Ministerio Público encontró mensajes en el teléfono celular del abuelo, también de nombre José Ángel, donde refiere que el menor tenía la intención de perpetrar un ataque.
«Él quería hacerlo, no podía detenerlo, fue su voluntad, hija», dice uno de los mensajes.
Su «hija», con quien intercambió los mensajes y sería tía del niño, le cuestionó el haberle entregado las dos pistolas.
«¿Por qué se la diste, papá?, ¿ves lo que pasa? Cuando lo vi no me sorprendí, sabía que fuiste tú quien se la, dio».