Martha Martínez y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Gobernadores del PRI aseguraron que existe consenso para adherir sus estados al Insabi a pesar de que desconocen los alcances de los convenios que deberán que firmar para ello.

En entrevista en Palacio Nacional, en donde sostienen un encuentro con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Mandatario de Colima, José Ignacio Peralta, indicó que los Gobernadores priistas irán adelante con el nuevo esquema de atención a la salud con la convicción de que se convierta en un mecanismo exitoso.

«Vamos para adelante con el Insabi, y es parte de lo que venimos a hablar, aclarar algunas dudas, pero la idea es darle para adelante, nosotros queremos que el Insabi tenga éxito, que sea la instancia que nos permita atender a todas las personas que no tengan seguridad social», indicó.

Peralta reconoció que aún no tiene claro qué es lo que los estados deberán ceder con la firma de los convenios de adhesión.

Además, reconoció que en su caso se sumará al nuevo esquema de atención porque la entidad no tiene capacidad por sí sola para hacerle frente a la problemática que enfrenta el sector salud.

«Vamos a hacer los planteamientos, hay preocupaciones en la parte laboral, en la parte de la infraestructura, en el efecto que pueda tener la reducción de los activos sobre la calificación crediticia, son temas que hay que platicarlos, yo creo que hay muchos temas que faltan por definir», señaló.

El Gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, coincidió en que entre los Gobernadores priistas hay una actitud positiva respecto al Insabi.

«Hay una disposición muy amplia de los actores de mi Estado. En el caso del Gobierno estatal, lo que queremos es que funcione el sistema y se pueda dar el servicio de salud como esperan los ciudadanos. Y, en el caso de mis compañeros Gobernadores del PRI, yo he notado también una disposición muy buena en relación», afirmó.

Mena dijo que aún hay temas por definir con respecto a la operación del Insabi en los estados; no obstante, aseguró que éstos serán definidos entre los Gobiernos federal y estatales a partir de las necesidades de cada entidad federativa.

«Dependerá de cada Estado, por ejemplo, en el caso de la infraestructura la figura de comodato puede ser una salida, en otros casos, darla al Gobierno federal supondrá que se hagan los planteamientos correspondientes en sus congresos, entonces depende de cada estado como se pueda poner en marcha esta colaboración entre el Gobierno federal y Gobierno estatal con el Insabi», reiteró.