Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Antes de entrar a rehabilitación por alcoholismo la semana pasada, Ben Affleck pasó días bebiendo solo, dijo una fuente al portal People.
“Se encontraba en malas condiciones. Casi no había comido y no se había bañado. No hizo falta convencerlo mucho. Quería ir, y cooperó”, afirmó la persona consultada.
El miércoles 22 de agosto, la ex pareja de Affleck, Jennifer Garner, acudió a la casa del actor para llevarlo a un centro de rehabilitación en Malibú, California. Según TMZ, ella tomó decisión de ayudarlo luego de ver una foto en la que el histrión recibía varias botellas de alcohol.
Affleck había recibido tratamiento también en 2001 y 2017.
Según informantes, el actor y cineasta recientemente pasaba por un momento difícil luego de su rompimiento con la productora de televisión Lindsay Shookus.