Alfredo González
Agencia Reforma

Monterrey, México.- El desabasto de amoniaco y dióxido de carbono (CO2) por parte de Pemex a la industria química podría provocar una escasez del gas que provee de burbujas a bebidas como refrescos o cerveza y también afectaría a otras industrias, entre ellas las de alimentos y automotriz.
En una carta enviada el 21 de junio al director de Pemex Fertilizantes, Juan Lozano Tovar, la industria química advierte de la preocupación de las empresas consumidoras de amoniaco y CO2.
“Se han presentado paros de planta en algunas de las empresas consumidoras de amoniaco”, afirma la misiva que firma Eduardo Escalante Castillo, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química con el sello de recepción de la dirección de Pemex, de la que Grupo REFORMA tiene una copia.
“Al tiempo que la estrategia de importación no resuelve el problema de abasto para los consumidores de CO2”.
Entre las empresas consumidoras de amoniaco y CO2 están Praxair, CO2 Liquid y Cryoinfra, que a su vez lo transforman en anhídrido de carbono (gas utilizado en los refrescos).
Al respecto, las refresqueras aseguraron que tienen garantizada la producción.
“Continuamos operando de manera regular la producción de nuestro amplio portafolio de bebidas, garantizando el abasto de nuestros clientes y consumidores”, respondió a una petición informativa el área Comunicación Corporativa de Femsa.
En Arca Continental aseguraron que en sus en plantas en México no hay registros de notificación alguna de desabasto de ese gas de parte de sus proveedores.
Y la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas descartó que haya desabasto.
Escalante Castillo solicita en la carta redoblar esfuerzos para materializar los arranques de la Planta 5 y de la Planta 7 de Pemex Fertilizantes, que habían programado para el jueves 21 de junio y para el fin de semana, respectivamente, para restablecer el suministro de los distintos productos que ofrece.
“Solicitamos que se le permita a la industria consumidora el uso de la terminal refrigerada ubicada en Pajaritos para que sean las empresas directamente quienes importen sus necesidades de amoniaco, cubriendo éstas con sus respectivos costos competitivos de guarda y manejo”.
De acuerdo con la misiva, las importaciones las realiza Pemex Fertilizantes desde el Puerto de Topolobampo, en Sinaloa.