La situación del agua en Aguascalientes es grave, toda vez que los mantos acuíferos en el estado, son de los más explotados en el país, así lo estableció el presidente de la Asociación Mexicana de Hidráulica en la entidad, Ignacio de Jesús Ruiz de Chávez Medina.

Ante tal problemática, el especialista consideró que debe haber mucha vigilancia en este tema, toda vez que actualmente el vital líquido en Aguascalientes se extrae a una longitud cada vez más profunda, la cual oscila entre los 450 a 500 metros en promedio y debido a ello la calidad del agua es menor.

Ruiz de Chávez Medina recordó que hace algunos años aún era posible tomar agua directamente de la llave en Aguascalientes, sin que hubiera mayor problema para la salud de las personas. Sin embargo, dijo que en la actualidad ante la extracción a una mayor longitud, esta situación ya es prohibitiva para la sanidad.

Asimismo, consideró que Aguascalientes aún está a tiempo de que se tomen algunas acciones preventivas y con ello evitar el abatimiento de los mantos freáticos, para no llegar a situaciones como las que enfrentan actualmente países como Sudáfrica, en donde prácticamente ya se agotaron las reservas de agua.

“No se debe perder de vista el Aguascalientes del futuro y establecer acciones prioritarias sin importar lo costoso que pudieran ser para asegurar su supervivencia, puesto que los mantos acuíferos se están agotando, además de que no hay que olvidar que el agua más costosa es aquella que no existe”.