Hay preocupación en el empresariado de la zona Bajío-Centro al no estar en la mira del Gobierno Federal recién instaurado para la generación de proyectos estratégicos que incentiven el desarrollo económico regional, advirtió Alberto Aldape Barrios.
Esto, a pesar de que a esta zona pertenecen los cuatro estados que han venido aportando alrededor del cuarenta por ciento del Producto Interno Bruto del país al año, agregó el director del Centro de Investigación y Desarrollo Económico.
En entrevista, destacó la importancia de políticas como la que se está impulsando desde Guanajuato, en el sentido de hacer un grupo de desarrollo regional entre San Luis Potosí, Querétaro y al que han invitado a Aguascalientes como cuarto miembro.
Confió en que el estado valore esta membresía, sobre todo sabiendo que está en curso tener una zona económica privilegiada que será la frontera norte, y por otro lado, un gran despliegue de infraestructura de servicios en el sureste, mientras que para el Bajío-Centro aun no se habla de algo trascendente.
Aldape Barrios reconoció que eso es válido en tanto que hay facultad legal para determinar ese tipo de acciones, si bien el problema es que se llega a desequilibrar artificialmente el desarrollo de todo el país.
Por ello, será necesario participar ampliamente en los planes de desarrollo de infraestructura que lleguen a generarse en la región y de hecho, impulsar para que los haya y se lleven a cabo.
Sobre todo cuando la previsión de crecimiento para el año 2019 es de apenas el 1.9 por ciento en el PIB, lo cual implica menor generación de recaudación de impuestos y menos empleos formales nuevos, lo que va a afectar el primer año de ejercicio de la nueva administración.
La previsión no tenderá a mejorar dado que en 10 días se aprobará la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de la federación, y en el anteproyecto no se ve por donde pueda mejorar la recaudación o hacer mas eficiente el gasto público, además que los diputados no dispondrán de mucho tiempo ni de suficiente experiencia para replantear puntos que puedan redundar en efectos negativos para el crecimiento nacional.