Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

A pesar de las promesas del presidente de México, sí están subiendo los combustibles y este fin de semana subirán más tras la eliminación de estímulos fiscales para la Premium y la disminución del subsidio en la Magna, advirtió Raúl González Alonso.
El presidente de Coparmex Aguascalientes anticipó que con estas medidas variadas cada semana, no tardará en subir también el precio en servicios de transportación y en algunos productos.
“El impacto se verá reflejado en el índice inflacionario del periodo en lo general, sin importar la diferencia que se está haciendo para un tipo de gasolina y para otro, pues a final de cuentas esto significa que las gasolinas están subiendo”.
De hecho, si bien la Magna es la que más se consume, lo cierto es que actualmente hay varios modelos de automóviles que no necesariamente son de lujo y donde la recomendación es que se utilice Premium, así que el golpe llega a todos los sectores, no sólo a los supuestamente más privilegiados.
González Alonso expuso que hay que dar el beneficio de la duda a este tipo de medidas y analizar qué tan benéfico y progresivo es para efectos económicos, pues lo que se advierte y se siente en el bolsillo es que por lo mismo se está pagando más.
En ese sentido, refirió que contra la promesa de que los combustibles no incrementarían su precio, lo que se ve es que sí están subiendo y la diferencia es utilizar cierta terminología para tratar de disfrazar la realidad.
Sin embargo, ya sea por reducción de subsidios o por aumento de impuestos, depende de la perspectiva que se prefiera, el resultado es el mismo y el incremento repercutirá en breve en precios de servicios y productos.
“Eso permite ver que el discurso presidencial fue uno durante el periodo de campaña política y otro una vez que ha asumido el cargo, y el tono es muy distinto”, agregó.
El líder empresarial hizo referencia también a la creación de la refinería como un proyecto que no es pertinente, pues aun sin iniciar ya se sabe que tardará más de lo que se planeó y costará más de los que se dijo, además de que no resolvería en su totalidad el problema que tenemos en México en materia de energía.