Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La infancia mexicana de entre cuatro y seis años de edad destina demasiado tiempo a actividades sedentarias, casi nueve horas al día, revela un estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).
Además, advierte, los niños y las niñas no practican suficiente actividad física: los primeros un promedio de 21 minutos al día, y ellas 17 minutos.
De acuerdo con la agencia Notimex, los hallazgos son resultado del estudio «Actividad física, tiempo sedentario e indicadores de salud cardiometabólicos en niños mexicanos».
Estos hábitos, alerta, pueden afectar la salud de la infancia mexicana, ya que los niveles de glucosa en sangre y la grasa corporal son proporcionales al tiempo de sedentarismo.
Asimismo, indica, está documentado que quienes no realizan actividad física en edades tempranas tienen mayor probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles que afectarán su vida adulta.
Los especialistas del INSP llamaron a que se cumpla la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en el sentido de que los menores deben realizar al menos 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa para ser considerados físicamente activos.