Jorge Arturo Padilla
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La imposición a México de aranceles al acero y aluminio por parte de Donald Trump podría desatar una guerra comercial que pone en riesgo la estabilidad económica, afirmó el Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.
“Es un elemento de riesgo. El hecho de que empiecen a proliferar medidas proteccionistas y que se genera un entorno menos propicio para el comercio internacional. México es una economía muy abierta y que ha encontrado en el sector externo y en las exportaciones un mecanismo para promover una mayor actividad productiva, crecimiento y empleos.
“El hecho de que se tenga el riesgo -inclusive ya la materialización de unas acciones en contra del comercio internacional- es un elemento de preocupación por su influencia por el lado del crecimiento y por el lado de la inflación”, indicó en entrevista con Grupo REFORMA.
Sobre el ciberataque al sistema de pagos, descartó que haya sido para dispersar recursos a campañas electorales y, en cuanto a un posible triunfo de Andrés Manuel López Obrador, señaló que los mercados podrían ya estar descontando este escenario.