Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador convocó a militantes y simpatizantes de Morena a no confiarse, pues advirtió que la contienda electoral de 2018 no será un día de campo.
“Hay que tener en cuenta que estamos enfrentando a una mafia del poder que no quiere dejar de robar, que no tiene llenadera y va a hacer todo lo que esté a su alcance porque están acostumbrados a triunfar sin escrúpulos”, dijo en el municipio de Ayutla, Guerrero.
A siete meses de los comicios del primero de junio, el dos veces ex candidato presidencial convocó a sus seguidores a consolidar la organización de su partido y a crear más comités de Morena en cada comunidad, en cada pueblo, en cada ejido, cada colonia, cada barrio.
“No pelearnos por banderías partidistas. Tenemos que aplicarnos a fondo y organizarnos bien, no estar suponiendo que va a ser un día de campo, van a intentar robarse la Presidencia, van a querer comprar la Presidencia a billetazos, pero si nos preparamos bien, no les va a funcionar ni la guerra sucia, ni la compra del voto”, agregó.
Recordó que en Ayutla de los Libres, dirigentes como Juan N. Álvarez convocaron al pueblo a derrotar la dictadura de Antonio López de Santa Ana, y como en ese entonces, apuntó, ahora su partido propone la cuarta transformación del país, pero de manera pacífica.
En su discurso, el líder de Morena insistió en que sí se puede sacar adelante al país, desterrar la corrupción, erradicar la pobreza y mejorar el ingreso del pueblo trabajador.
“Con el nuevo gobierno democrático se aumentarán los sueldos de los trabajadores de abajo: maestros, enfermeras, médicos, policías, marinos, soldados.
“La fórmula es bajar el ingreso a los de arriba, que ganan muchísimo. Por ejemplo, cada ministro de la Corte percibe 650 mil pesos mensuales y cada ex Presidente de México tiene una pensión de 5 millones de pesos cada mes”, señaló.
López Obrador consideró que al aspirante presidencial del PRI, José Antonio Meade, le falta honestidad y carisma.
Para el tabasqueño, quien ha calificado a Meade como “títere” del Canciller Luis Videgaray, la mentalidad señoril del ex titular de Hacienda no despierta atracción entre los mexicanos.
“Don Daniel Cosío Villegas, en 1946, decía que los panistas de entonces no tenían ‘sex-appeal para el pueblo mexicano’ y se distinguían por su ‘mentalidad señoril'”, escribió en su cuenta de Facebook.
Sostuvo que, pese a la campaña mediática desatada tras su destape, el ex funcionario federal aparece en segundo lugar de las preferencias electorales rumbo a la elección del próximo año.

¡Participa con tu opinión!