Uno de cada 10 adultos mayores está expuesto a padecer de depresión, según el resultado de la más reciente Encuesta Nacional de Salud, señaló la presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López, por lo que urgió en la necesidad de atender a los abuelos, ante los primeros síntomas para evitar complicaciones.
La especialista señaló a El Heraldo que la depresión es un problema que está creciendo entre los adultos mayores, siendo las mujeres las más propensas y en quienes más se presenta derivado de los cambios hormonales, seguido de los hombres, que generalmente lo expresan a través de la irritabilidad o el enojo.
Asimismo, comentó que entre los síntomas es común la tristeza en los últimos dos meses; la anhedonia, que es la incapacidad para experimentar placer por actividades que antes generaban un gusto; la disminución del apetito; el trastorno del sueño o bien exceso de sueño en el día; alteraciones a nivel cerebral que impiden que la persona se concentre con facilidad y se vuelva olvidadiza; dificultad para establecer relaciones sociales; y disminución de la actividad física hasta en casos más graves.
Tras lo anterior, la presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría subrayó la importancia de que los familiares lleven de inmediato a su paciente a atención médica, donde le suministren un tratamiento farmacológico consistente en antidepresivos, iniciando con dosis bajas y posteriormente ajustándolas con base en el tratamiento, acompañado de psicoterapia.
Bernal López resaltó que de llevar el tratamiento al pie de la letra, se ha demostrado que de un 80 a un 90% se logra la mejoría del paciente. “Lograr la atención médica oportuna genera resultados positivos una vez iniciado el tratamiento, y se debe ser constante. Muchas veces no siguen la dosis y no funciona el tratamiento”.