Un adolescente de tan sólo 12 años de edad intentó quitarse la vida prendiendo fuego a un predio repleto de pastizal seco, siendo rescatado oportunamente por elementos de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes.
Durante la mañana de este miércoles, los uniformados que se encontraban en sus labores de vigilancia detectaron dentro de un terreno baldío ubicado entre la calle del Abasto y Enrique Olivares Santana, en la colonia San Francisco del Arenal, a un menor que pretendía internarse en una zona a la que había prendido fuego él mismo, para atentar contra su vida.
Los uniformados, una vez que pudieron dialogar con el niño de nombre Javier, de 12 años de edad, comenzaron a tranquilizarlo y convencerlo de no ponerse en riesgo, al momento en que éste refirió que se sentía muy triste debido a que nadie lo quería.
De inmediato los policías trasladaron al Departamento de Trabajo Social de la Dirección de Justicia en el Complejo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, donde fue entrevistado y valorado por el personal médico especialista en turno, mismo que determinó que el menor debía recibir tratamiento psicológico ya que había sufrido maltrato desde muy pequeño al vivir con sus progenitores.
Trascendió que Javier actualmente radica en esta ciudad bajo custodia de su tía de nombre Angélica Josefina, a consecuencia justamente de la violencia y maltrato infantil al que estuvo expuesto al vivir con sus padres en el Estado de México.
Al tiempo en que el menor recibía la atención oportuna, elementos de la SSPM se avocaron a localizar a la tutora del menor, quien tras ser trasladada al Complejo de Seguridad Pública Municipal y tener la oportunidad de dialogar con Trabajo Social, aceptó que su sobrino recibiera tratamiento psicológico.
Finalmente, tanto la tutora como el menor afectado fueron trasladados en una patrulla municipal al Centro de Neuropsiquiatría donde serían atendidos por un médico que ya los esperaba para comenzar el tratamiento.