Los Steelers no sólo perdieron el partido ante los Pats, sino que también vieron cómo su receptor estrella, Antonio Brown, salía del campo por una lesión en la pantorrilla, la jugada ocurrió en el segundo cuarto del encuentro cuando los Steelers tocaban la puerta en busca de una anotación; tras ser presionados por la línea defensiva de New England, Roethlisberger mandó un pase forzado hacia las diagonales que Brown intentó atrapar, al hacerlo fue embestido por dos defensivos de los Patriotas, haciéndole una especie de sándwich en la pierna, el receptor no pudo seguir en el encuentro y fue primeramente sacado del terreno con ayuda del cuerpo médico de Pittsburgh para ser llevado a los vestidores y luego al hospital para revisar la lesión.
Está lesión significo el final de la temporada regular para el receptor estrella de Pittsburgh ya que se confirmó un desgarre parcial en la pantorrilla que probablemente lo tenga fuera de acción al menos tres semanas, sin embargo las buenas noticias para los Steelers es que Brown estaría listo para la postemporada, en caso de que los Steelers aseguren el lugar dos de la conferencia y por ende la ronda divisional, significa que descansarán en la primera semana de postemporada, lo cual ayudará a que Antonio tenga más tiempo para su recuperación.
Brown se convirtió en el primer jugador en la historia con 5 temporadas consecutivas con 100 recepciones, antes de su lesión pudo concretar 2 recepciones que ayudaron a romper esa barrera y convertirse en el primer jugador en conseguir esta hazaña. Lamentablemente para Brown se acabó la temporada regular para él y probablemente sus posibilidades de conseguir el MVP de la temporada, veremos cómo regresa para la postemporada y el hambre que tenga por conseguir llegar al Super Bowl.