Frente a la amenaza de recortes de recursos federales al Municipio de Aguascalientes, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel anunció ayer la cancelación del servicio de telefonía celular y radio comunicación a todos los servidores públicos, incluidos regidores que gozaban de esta prestación, así como una mayor restricción en el uso de vehículos oficiales para ahorrar gasolina.

La presidenta municipal instruyó a los secretarios de Finanzas, Alejandro Cervantes García y de Administración, Antonio Arámbula, para asegurarse de que los vehículos oficiales no sean utilizados con fines personales, sino que deben ser exclusivamente con fines laborales.

Además, informó que la Contraloría Municipal toma otras medidas para poner en cintura y apretarse el cinturón a muchos funcionarios para que sean servidores públicos responsables y lograr el objetivo de ahorrar recursos públicos, porque será poco presupuesto el que tendrá el Gobierno capitalino, pero con el compromiso y decisión de hacer grandes acciones.

Esto, significa que los celulares que antes existían en el Gobierno citadino, simplemente se recortarán, pues el compromiso es trabajar de la mejor manera con el presupuesto vigente, de forma transparente, con claridad del costo-beneficio de cada una de las obras en las cuales se invertirá.

Por ese motivo, pidió a los secretarios que sean sensibles en este aspecto, ya que los recursos públicos son de los ciudadanos y hay que trabajar adecuadamente. Entonces se empieza con el tema de no más celulares pagados por el Gobierno Municipal y también habrá otros recortes en el tema de la gasolina, que a pesar de que subió, se tendrán ahorros.

De cara al recorte presupuestal de carácter federal, la primera edil señaló que Aguascalientes trabajará de la mano con los gobiernos Estatal y Federal, a fin de que no se sienta tanto la ausencia de recursos públicos; se diseñan estrategias para acceder cada día a más ingresos para canalizarlos al tema deportivo, cultural, de recreación y pavimentación.

De hecho, mencionó que actualmente toca varias puertas en la Ciudad de México y en especifico con la SHCP, así como con varios subsecretarios y dependencias federales como Sedatu, para terminar el Bordo Santa Elena, pues es una zona de mucho riesgo y vulnerable. También hay coordinación con el Gobierno del Estado para rehabilitar el Tercer Anillo, la salida a Calvillo y Juan Pablo II.

Para sacar adelante este 2017, sostuvo que el Gobierno Municipal se está apretando el cinturón, empezando en dos rubros, como son la telefonía celular y la gasolina.

Agregó que se estará muy atenta en el uso de la gasolina en patrullas policiacas, ya que en la pasada administración hubo casos desagradables sobre robo de este combustible, cuyos policías responsables se encuentran siendo investigados por Asuntos Internos.

“Los elementos saben que aquí se tiene que trabajar de manera transparente, ya tienen su GPS las patrullas, la autoridad municipal ahora sabe cuántos son los kilómetros que están recorriendo, si están haciendo bien su trabajo y que la gasolina esté de acuerdo a lo que se está trabajando, que sea el gasto que se está ejerciendo”, puntualizó.