Propone el Colegio de Notarios al Ejecutivo del Estado una iniciativa para reformar la Ley del Notariado Local, a fin de eliminar la figura de los testigos en la solicitud de los testamentos, ante la dificultad que tienen algunas personas de conseguirlos para realizar dicho trámite. Así lo dio a conocer su presidente, Guillermo Ballesteros Guerra.

En entrevista con El Heraldo dio a conocer que en días pasados hicieron llegar el proyecto por escrito perfectamente detallado y justificado con todos los argumentos, al Gobernador Martín Orozco, quien, si lo estima prudente, lo eleve como iniciativa de ley para reformar la cuestión de los testamentos y se elimine la figura de los testigos. “Ya es un clamor de mucha gente que tiene una privacidad total para el otorgamiento de su testamento y además la dificultad para conseguir que dos personas le dediquen un tiempo, porque todo mundo anda ocupado”.

Recalcó que, con esta iniciativa, no pretenden que se piense, que se busca sacar ventaja, toda vez que la autoridad es quien les ha otorgado la Fe Pública a los notarios, por lo cual son merecedores de toda confianza, “por lo que, si incurrimos en alguna falta, el Titular del Ejecutivo tiene todas las facultades legales para quitar el Fiat Notarial, pero si él nos otorga la confianza, los testigos salen sobrando. Son una solemnidad o formalidad que exige la ley y que ya no se justifica de acuerdo con la vida moderna”.

Indicó que, en un momento dado, ya será a criterio del Ejecutivo del Estado para que, si lo estima prudente, pase la iniciativa al Congreso a fin de que se analice también y los diputados vean los pros y contras que pueda haber o defender esa iniciativa. “Si nos llaman a los notarios para defenderla directamente ahí estaremos con ellos también. Consideramos que es una iniciativa muy atinada porque va a facilitar mucho a la gente este trámite e incrementaría el volumen de testamentos”, finalizó.