Luego del ‘boom’ guayabero, muchos productores de Calvillo exploran otras alternativas de cultivo como el aguacate, reconoció el delegado de la Sagarpa, Raúl Landeros Bruni, quien detalló que brindan la asesoría requerida a los productores para que tengan las herramientas y se decidan por otras opciones, luego de que este fruto fue uno de los que más demanda tuvo en el extranjero durante el 2017.
El funcionario federal dio a conocer que los próximos 8 y 9 de marzo la delegación de la Sagarpa junto con varios aguateros de Calvillo y del Sistema Producto Guayaba acudirán a Michoacán para visitar huertas y empaques, con la idea de ayudarles a transferir el conocimiento sobre este cultivo.
Lo anterior, luego de que en 2017 el aguacate a nivel nacional fue uno de los productos que más se exportó al extranjero y que generó ingresos por 2 mil 900 millones de dólares al país, tan sólo por debajo de la cerveza con 3 mil 700 millones.
Landeros Bruni comentó que con estas acciones lo que se busca es que los productores de Aguascalientes cuenten con más alternativas en su producción y no se enfrasquen en un solo cultivo para evitar pérdidas, como lo ocurrido en diciembre pasado con la guayaba.
Adicional a ello, reconoció que en varias partes del estado ya se ha estado trabajando en la reconversión de cultivos. Tal es el caso del espárrago en Pabellón de Arteaga y en Asientos; la uva en Cosío y El Llano, la pitahaya y el aguacate en Calvillo, así como las berries, las fresas, la kinoa y el jitomate en otras áreas del estado.
Landeros Bruni comentó que ya hay empresas que han manifestado su interés por plantar en Aguascalientes, generando dividendos importantes para los productores locales. Tal es el caso de una factoría de Ensenada, Baja California, que quiere plantar 300 hectáreas de vid con contratos de compra a 30 años y un precio garantizado para los viticultores.