Con el traslado del Hospital Miguel Hidalgo a la avenida Gómez Morín, la Dirección de Tránsito del Ayuntamiento de Aguascalientes presentará el estudio técnico y de factibilidad del proyecto de movilidad de esa zona, que prevé la instalación de semáforos y puentes peatonales, paraderos para autobuses y taxis, así como otras medidas para reducir la velocidad de los automotores.

Al informar lo anterior, el teniente José de Jesús Rodríguez Benavídes aseveró que esa arteria comenzará a mover a miles de personas tanto en vehículo como a pie; “hasta el momento todavía no ha subido mucho la afluencia de ciudadanos a ese lugar, pero lo que es un hecho es que por ahí subirán los riesgos de percances”.

Por esa razón, dijo que esta dependencia se encuentra en comunicación con la Secretaría de Obra Pública del Gobierno del Estado con el fin de determinar las estrategias para salvaguardar la integridad de las personas que circulen por el lugar.

“Hoy en día, el circular con exceso de velocidad es una de las infracciones viales más constantes en la ciudad capital, con la contabilidad de 1,500 de multas en lo que va del año. El límite de velocidad es de 60 kilómetros por hora en la avenida Gómez Morín”, precisó.

Por el momento, la Dirección de Tránsito y Movilidad capitalina se encuentra en el diagnóstico técnico y de ingeniería de esa zona para proceder a las adecuaciones pertinentes de la avenida Gómez Morín.

El director de esta corporación de Tránsito subrayó que esa zona sufrirá una reestructuración integral, y mientras ello se concreta los elementos de vialidad se acercarán más y más conforme así lo demande la afluencia ciudadana para que puedan cruzar la avenida con seguridad.

Por último, llamó a la población conductora de Aguascalientes o a cualquier visitante a tener vergüenza y respetar los límites de velocidad establecidos dentro de la ciudad y en todo el estado.