Piden asociaciones animalistas poner un alto a la matanza indiscriminada de animales de la calle por parte del Centro de Control y Bienestar Animal, luego del sacrificio por error de dos perros cuya dueña había acudido a recogerlos tras pagar la multa por haber mordido a una persona.
En conferencia de prensa, la presidenta de Ánmia Naturalis Internacional dio a conocer la manifestación que realizaron las agrupaciones en defensa de los animales a la Presidencia Municipal para protestar por la actuación del personal del Centro de Control y Bienestar Animal, que llevaron a la injusta muerte de los perros “Rango” y “Negrita”, propiedad de la señora Adriana Castañeda de la Cruz, vecina del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, acusados de haber mordido a una persona.
Al respecto, la señora Adriana Castañeda comentó que eran perros callejeros que ella acogió y que tras haber conseguido los 1,680 pesos que tenía que pagar por poder rescatarlos, el propio personal del Centro le dijo que se habían equivocado de jaula y los habían sacrificado a los dos. Pidió que le entregaran los cuerpos para poder incinerarlos, sin embargo, le indicaron que por norma no lo tenían permitido. Tras lo anterior, el propio secretario de Servicios Públicos Municipales, Claudio González Muñoz, junto con la jefa de Departamento de Salud y Bienestar Animal, Jessica Omayra Flores Macías, acudieron a su domicilio a pedirle una disculpa por lo ocurrido.
Ante esta situación, Elsa Beatriz Hernández Medina, presidenta de la Fundación Ángeles de Mascotas, llamó a las autoridades municipales a poner un alto a este tipo de errores y a los sacrificios indiscriminados y en su lugar, reforzar las campañas de esterilización y crear mejor un Centro de Adopciones.
Por su parte, el presidente de la Asociación Garra, Roberto Gómez Llata, consideró que el nuevo Reglamento de Bienestar Animal tiene muchas lagunas y problemas y como ejemplo dijo que está lo que señala el Artículo 10, el cual se enfoca en permitir la experimentación con animales vivos, lo cual está prohibido por la norma, y hacen caso omiso, por lo que piden que nuevamente sea analizado y modificado.