Natalia Vitela
Agencia Reforma

En Durango, no saben qué hacer con los dos megahospitales que costaron más de 2 mil 151 millones de pesos.
El Hospital General 450 en Durango, que costó casi mil 450 millones de pesos y su cuarto piso no opera por falta de recursos, nació sin presupuesto y a la fecha carece de éste, aseguró César Franco Mariscal, Secretario de Salud de Durango.
“Es un hospital que nació sin presupuesto, creció sin presupuesto y nos representa una carga financiera importante a los servicios de salud del Estado”, advirtió en entrevista vía telefónica.
Mientras que la apertura del hospital en Gómez Palacios, el cual costó más de 701 millones de pesos, está atorada por falta de 450 nuevas plazas que requiere para operar y porque es necesario reemplazar la instalación eléctrica por una de mayor voltaje que requiere el equipo médico.
“Ese sí es un verdadero problema. El problema es que no tenemos recursos y nos faltan, ahí sí para operarlo óptimamente, 450 plazas”, alertó.
Franco Mariscal dijo que operar el Hospital General 450 cuesta 400 millones de pesos al año y no hay un presupuesto asignado para éste, además de que hay carencia de enfermeras, requiriéndose, al menos, 70 más.
Reconoció que, además, como en todos los estados, han tenido problemas con el abasto de medicamentos y material de curación.
El funcionario precisó que el cuarto piso de este hospital, el cual está cerrado, podría contar con más camas e inclusive con otra terapia intensiva, pero cada cama necesita alrededor de siete plazas.
“No tenemos el recurso para abrir más camas, porque necesitaríamos plazas nuevas que tengan una suficiencia presupuestal y permitan tenerlas operando”, apuntó.
REFORMA publicó este lunes que el Gobierno Federal se ha enredado con la planeación de hospitales. Entre la proyección y la construcción de un nosocomio con recursos públicos pueden pasar de 6 a 12 años, la dimensión y costos de la obra pueden quintuplicarse y, aún así, su puesta en marcha puede ser parcial, ya sea por falta de terminados básicos o porque su operación es costosa, los recursos insuficientes y faltan insumos o personal.
El Hospital 450 en Durango es un ejemplo de lo anterior. Su costo inicial se preveía de 313 millones de pesos, pero terminó costando mil 450 millones por una construcción de casi 40 mil metros cuadrados, es decir, un espacio equivalente al de 3.6 canchas de futbol profesional.
La unidad se inauguró en 2014, pero opera a medias. De hecho, todo el cuarto piso permanece cerrado, nunca se ha usado. A pesar de que podría albergar al menos unas 60 camas
Médicos del nosocomio acusan que el inmueble de cuatro pisos funciona sin insumos básicos, con falta de equipo y de personal.
Mientras que, en 2012, se planeó la sustitución del Hospital General en Gómez Palacio, por el que se invertirían 250 millones de pesos en una construcción de 13 mil 22 metros cuadrados. En 2017, se retomó la obra como un Hospital de Especialidades en Oncología por un monto de 701 mil 46 millones de pesos y una construcción de más del doble de grande.

¡Participa con tu opinión!