MONTERREY.- La cantante y actriz Melissa Schuman, quien perteneció a la agrupación Dream, acusó al Backstreet Boy Nick Carter de violación.
En un texto que publicó en su sitio web, Schuman dijo que se reunió con Carter en su casa de Santa Mónica, California, cuando ella tenía 18 años y él 22. Ambos filmaban juntos una película para televisión y estaban en su día de descanso.
Afirma que acudió con una amiga. Los tres jugaron videojuegos y platicaron un poco. Luego, Carter le preguntó a Schuman si quería escuchar música nueva suya en la oficina. Ella accedió y poco después comenzaron a besarse.
“Tras besarnos por un momento, me tomó de la mano y me llevó al baño contiguo a su oficina. Cerró la puerta y seguimos besándonos. Le pregunté qué estábamos haciendo ahí. No contestó y siguió besándome”, relató.
“Luego me alzó, me puso en el mueble del lavabo y empezó a desabrocharme los pantalones. Le dije que no quería ir más lejos. Él no me escuchó. No le importó.
“Me dijo: ‘No te preocupes, no le diré a nadie’. Le dije que esa no era la razón por la que no quería. De todas maneras me quitó los pantalones y me realizó sexo oral. Le dije que se detuviera, pero no lo hizo”.
Luego, Carter presuntamente la obligó a realizarle sexo oral.
Más tarde, acusó Schuman, el cantante la llevó a una habitación en donde la violó nuevamente.
“Le dije que era virgen y que no quería tener sexo. Le dije que me estaba esperando a mi futuro esposo. Lo dije una y otra vez. Él susurró en mi oído: ‘Yo podría ser tu esposo'”.
La ex integrante de Dream afirmó que, debido al impacto de lo sucedido, prefirió no contarle a su amiga sobre la agresión.
Afirma que decidió narrar su historia tras ver otra acusación contra Carter por parte de una persona anónima.
“Desde luego que no quiero ser ‘conocida’ por esto. Nunca quise que nadie supiera sobre mi historia. Quería guardarla en una caja en mi mente y permitir que los recuerdos se sofocaran lentamente con el tiempo.
“Siento que ahora tengo una obligación para contar mi historia, con la esperanza e intención de inspirar e invitar a otras víctimas a contar las suyas. Juntas somos más fuertes”, expresó. (Staff/Agencia Reforma)