David Reynoso Rivera Río

El día de ayer tuve la oportunidad de asistir al foro para la consolidación del Acuerdo Nacional sobre la Educación organizado por el Equipo de Transición del Presidente Electo a través del próximo Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán; la ANUIES y la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Debo reconocer que me llevé una grata sorpresa al ver un foro sin precedentes en el que asistieron autoridades locales, federales, empresarios, estudiantes, maestros y verdaderamente se escuchó a la sociedad civil bajo un novedoso esquema en el que prevaleció el respeto y los tiempos de intervención eran regulados.

Para efectos de participar en el foro, registré electrónicamente la siguiente participación que quisiera hacer de su conocimiento:

México debe aspirar a mejorar la calidad en su educación y con ello superar la enorme brecha de desigualdad que se materializa en pobreza, marginación y la escasez de oportunidades. Para ello, resulta indispensable realizar planteamientos a los planes de estudio en la educación de nuestro país.

La propuesta estriba principalmente en la incursión del emprendedurismo y la educación financiera para los más jóvenes en temas como ahorro, la importancia del crédito, así como el control responsable y la planificación de sus gastos. Lo anterior, ante el inminente fenómeno global de la bancarización que, aunado a la cultura emprendedora, brindará crecimiento económico y un futuro prominente para las próximas generaciones.

De igual manera, se propone implementar a nivel básico, medio y medio-superior, un esquema integral de competencias deportivas locales, regionales y nacionales; a través de las cuales se fomente el esparcimiento y se identifiquen talentos para que puedan ser canalizados a centros de formación en los que se busque forjar un alto rendimiento académico y al mismo tiempo se logre la profesionalización de los futuros deportistas que continúen poniendo en alto a nuestro país.

Por otro lado, se propone implementar cursos sobre alimentación y nutrición, los cuales deberán abarcar desde el conocimiento de las propiedades nutrimentales hasta la preparación y consumo responsable de los alimentos. Permitiendo así que niños y jóvenes, conozcan los beneficios de una alimentación saludable y al mismo tiempo estas acciones combatan el severo problema de la obesidad infantil en nuestro país.

Finalmente, resulta importante dar continuidad y mejorar los diversos proyectos legislativos que se han planteado sobre la colegiación y certificación obligatoria de algunas profesiones. De manera que puedan materializarse en una legislación sólida que combata la aberrante práctica de la proliferación masiva de profesionistas en los que no existe un compromiso ético y mucho menos un compromiso por la actualización y profesionalización constante.

Correo: [email protected]

Twitter: @davidrrr