Desde la década de los 90 se ha mencionado la necesidad de que los taxistas-choferes reciban los beneficios de la seguridad social, lo cual, pese a la importancia que entraña no se ha logrado concretar, situación que mantiene sin este derecho a más de seis mil trabajadores y a sus respectivas familias.

Es lamentable que si un chofer se enferma, sufre un accidente o fallece sus compañeros tengan que hacer una colecta para pagar los gastos, y aún más atroz es que si por la enfermedad o el accidente ya no puede trabajar queda en total desamparo.

Hace casi treinta años que los concesionarios se opusieron a pagar la inclusión en el Seguro Social, con el argumento que no había ningún contrato de trabajo por lo que, en teoría, no eran sus empleados, sino una especie de “medieros”, ya que su única relación consistía en entregarles el vehículo y al final del turno pagaran una cantidad como liquidación y dejar el carro con tanque lleno y lavado.

Al paso de los años se ha insistido que hay una relación laboral, y aunque se mantiene la resistencia ésta ya es menor, tan es así que los patrones admiten otorgar la seguridad social, pero ahora son los choferes quienes rechazan pagar la parte que les corresponde de la cuota al IMSS, que también obliga a todos los trabajadores afiliados.

Óscar Romo Delgado, dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes (AUGTEA), dijo que los operadores sí quieren formar parte del Seguro Social, pero no aceptan dar la aportación mensual.

En este sentido la legislación es muy precisa, las cuotas obrero-patronales son pagadas tanto por el patrón como por el trabajador y cada uno tiene establecidos los porcentajes que según la ley deben cotizar, con lo que se asegura al trabajador en tres grandes beneficios, como son salud, vivienda y retiro.

En el caso concreto de los taxistas es fundamental que estén en el IMSS por la simple razón que su trabajo puede considerarse de alto riesgo, ya que están expuestos a ser parte de un accidente, por lo que en el tiempo que dure la incapacidad están protegidos en la atención médica e ingreso y si por alguna razón se determina la incapacidad para seguir laborando recibirán una pensión, la que también corresponde por vejez.

Si se reflexiona podrán darse cuenta que son amplios los beneficios que genera su integración al Seguro Social, ya que también sus dependientes económicos recibirán la atención respectiva.

Es factible que su reacción tenga su origen en lo que tienen que desembolsar, pero hacerlo les será favorable y pueden emplear una teoría tan simple como aleccionadora que aplicó el licenciado Felipe Reynoso Jiménez (qepd) cuando fue presidente municipal de Aguascalientes. Hubo un incremento al pago anual que debían hacer los propietarios de bares y cantinas y que a ellos les parecía excesivo, entonces les reviró diciéndoles que si guardaban cada día lo del costo de una copa de tequila, de ron y de cualquier otra bebida, con eso podía pagar la tributación.

Si se utiliza el mismo criterio, los taxistas pueden destinar el cobro de la primera “carrera” de la jornada para ese fin y no se les hará gravoso al final del mes, lo que permitirá que estén protegidos ellos y sus familiares directos.

Ojalá que se entienda la importancia de dar ese paso y tanto propietarios de las unidades como los operadores hagan el esfuerzo de cumplir con lo que dispone la norma jurídica, ya que resulta fuera de orden que un gremio tan numeroso esté al margen de las ventajas que aporta estar afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social.

QUE AHORA SÍ

Con el inicio del nuevo año se renuevan las expectativas y los compromisos, lo que ojalá esta vez se materialice con un mínimo de reprobación en las secundarias, que ha sido el talón de Aquiles del sistema educativo del estado.

Desde el año 2000, en que se puso en marcha el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), se ha logrado tener un gráfica real del aprendizaje y avances que registran los estudiantes y cuyo resultado, aún cuando no ha sido del agrado de algunos sectores, a final de cuentas es una forma de determinar cómo está México, en comparación con los demás países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En estas evaluaciones México no ha salido bien, por lo que desde aquel año los sucesivos gobiernos se han propuesto una mejora, pero pasa el tiempo y son pocos los avances. La actual administración derogó la reforma educativa aprobada por la anterior e impuso la propia, con lo que habrá que esperar un lapso para conocer si hubo los resultados prometidos.

Por lo pronto, el director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica, reconoció que uno de los principales retos en 2020 es reducir el grado de reprobación en el nivel de secundaria, que es casi del 20%, lo que obliga a que recurran a los exámenes extraordinarios para pasar al siguiente ciclo, que de no hacerlo, uno de cada cinco estudiantes vería frenada su preparación.

El titular del IEA reconoció que el “coco” de los jóvenes son las matemáticas y las ciencias, situación que obliga a poner mayor atención en ambas materias y en todas las demás, para que puedan desarrollarse sin contratiempo alguno.

El funcionario está convencido que Aguascalientes “tiene las condiciones para obtener resultados similares a los de países desarrollados”, por lo que invita a profesores, padres de familia y alumnos, “a creérsela, para generar nuevos comportamientos y resultados”, exhortación que ojalá vaya acompañada de aceptar el entorno y de un cambio de actitudes, porque no basta con querer, sino hay que hacer el máximo esfuerzo y sacrificio para alcanzar las metas.

Es mucho lo que se tiene que hacer para no sólo frenar el estado de cosas sino revertirlo y así acabar con el círculo vicioso; en que se habla de avances pero que son sólo en las declaraciones, porque cuando se ventilan los resultados de PISA se tiene el resultado real y esto produce urticaria aquí y allá.

Aunque no es una responsabilidad absoluta de la Secretaría de Educación  Pública (SEP), porque en la impartición, desempeño y aprendizaje intervienen profesores y alumnos y de alguna manera los padres de familia con la vigilancia y supervisión, los constantes cambios que cada gobierno impone no permite la continuidad necesaria. Las valoraciones que han tenido lugar fueron por parte del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), con los exámenes de Calidad y el Logro Educativo (Excale), y la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), que se aplicó desde el año 2006 hasta el 2013. Ambas pruebas se suspendieron para dar paso al Plan Nacional de Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA), que se aplicó en los años 2015 y 2016.

Por lo anterior, la prueba PISA se mantiene como el referente principal, aunque la propia OCDE ha pedido que cada país acepte sus propias circunstancias y no pretenda hacer comparaciones con los demás, como si todos tuvieran el mismo nivel socioeconómico y cultural, sin embargo hay sectores que utilizan los resultados con fines mediáticos y políticos. Lo que cabe es analizar qué han hecho varios países para tener buenos resultados y tratar de aprovechar su experiencia para aplicarla en México, con lo que se podría avanzar más rápidamente que crear un modelo independiente.

JUICIO DE LA HISTORIA

A casi un año de que el dedo flamígero presidencial ordenó la desaparición de las estancias infantiles, aún se desconoce a cuántas madres y padres de familia se les entregó directamente el dinero para que llevaran a sus hijos a la guardería de su elección. En el curso de 2019 desaparecieron 150 guarderías en Aguascalientes y desde entonces ha sido un problema para las personas que no tuvieron acceso a ese apoyo económico, por lo que tienen que dejar encargados a sus hijos con un familiar o una vecina mientras cubren su horario laboral, personas de buena voluntad pero que no están capacitados para atender a menores de edad. Cuando concluya esta administración podrá hacerse un análisis que permita determinar cuál fue el resultado de esta medida.