Claudia Guerrero y Jorge Arturo Padilla
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La iniciativa privada y el virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, acordaron ayer impulsar, de manera conjunta, el programa “Jóvenes construyendo el futuro”.
Durante una reunión a puerta cerrada que se extendió por dos horas y cuyo tono fue “excesivamente terso” a decir de algunos asistentes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ofreció colaborar en la capacitación a nivel laboral y educativo de 2.6 millones de jóvenes, quienes recibirán del Gobierno 3 mil 600 pesos mensuales.
En conferencia, López Obrador y Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, reconocieron públicamente sus coincidencias para priorizar la inversión en ese proyecto y sellaron el pacto con un apretón de manos, a reserva de formalizarlo una vez que el tabasqueño reciba la constancia de Presidente electo.
“Con el CCE se va a crear una estructura de tutores, que contraten a los jóvenes y que estén pendientes de su formación. Con un mecanismo sencillo, el Gobierno va a transferir a las empresas los recursos del presupuesto para pagar la nómina de estos jóvenes.
“Estamos hablando de atender a 2 millones 600 mil jóvenes, tanto con apoyos para que estudien en universidades públicas y privadas, con becas, y trabajo como aprendices en empresas”, describió el tabasqueño.
La intención, abundó, es que el próximo Gobierno federal financie las becas y los salarios de los jóvenes, mientras que las empresas aporten la infraestructura para capacitación, incluido el esquema de tutores.
Castañón explicó que las empresas pondrán las instalaciones para que los jóvenes puedan aprender y anunció que invertirán en aulas virtuales que trabajarán en sincronía con escuelas o universidades técnicas.
“Nos entusiasma mucho porque dará dimensión al programa de formación dual”, manifestó el empresario, en alusión a un convenio firmado en junio con la SEP para dotar a estudiantes de habilidades para el trabajo, el cual se buscaba aplicar en Instituciones de Educación Superior, a partir del próximo ciclo escolar (2018-2019).
Entre los empresarios se comentó que sería necesario modificar la Ley Federal del Trabajo para incorporar la figura de “Aprendiz” para que puedan recibir Infonavit e IMSS.
De acuerdo con lo planteado en la reunión, al concluir el programa de tutoría se buscará incorporar a los jóvenes en el lugar donde tuvieron la tutoría o en alguna otra empresa.

¡Participa con tu opinión!