Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven diestro aquicalidense Luis David Adame, tuvo una sólida y firme actuación este domingo en la Plaza de Toros “Illumbe” de San Sebastián, donde dio vuelta al ruedo, tras petición de oreja en su segundo festejo de Semana Grande, en el cual Curro Díaz cortó la única oreja; mientras que Alberto López Simón cuajó dos faenas de gran solvencia.
Nuevamente a través de la televisión, pudimos apreciar todas las incidencias de esta corrida. La Plaza de Illumbe registró menos de media entrada y se jugó un encierro de la ganadería de El Parralejo, burleres correctos de presentación, algunos de ellos cinqueños, destacando los corridos primero, tercero y sexto, mismos que recibieron palmas en el arrastre.

CURRO DÍAZ (Grana y Oro)
Hizo su debut en dicha plaza, siendo su primero “Malasombra”, un toro con clase y bravura pero con fuerza medida. Realizó una faena intensa con pulso y mimo, respetando las alturas para que no claudicara el toro. Dos pinchazos y otro hondo para escuchar palmas, mismas que recibió el astado en el arrastre.
“Malicioso” fue el segundo de su lote, mismo que tuvo muchas teclas que tocarle; el astado se vino un tanto a menos de poder, por lo que terminó agarrado al piso, estando el diestro muy firme y entendido. Estocada entera y un golpe de descabello para petición de oreja que le fue concedida por el presidente.

ALBERTO LÓPEZ SIMÓN (Canela y Oro)
A “Sabueso”, negro mulato, lo lanceó a la verónica, perdiendo las manos el burel mismo que fue poco castigado en varas. Viendo que no estaba muy sobrado de fuerza, inició por alto su trasteo, estando en todo momento con voluntad, entrega e inteligencia, sacando pases muy meritorios por ambos perfiles, concluyendo de media estocada tendida y un golpe de descabello, recibiendo un aviso desde las alturas como calurosas palmas al diestro.
“Justiciero”, el más complicado del encierro, tomó su turno en quites, con Luis David Adame lanceando por chicuelinas. Con muleta, López Simón teniendo un toro con ciertas complicaciones que nunca fue claro en sus embestidas, logró una faena importante, ésas que son alimento para la vocación de los toreros. Estocada un tanto trasera desprendida y golpe de descabello para fuerte ovación que agradeció en el tercio.

LUIS DAVID ADAME (Blanco y Plata)
A “Molinero” lo recibió con una larga cambiada por el izquierdo, intercalando verónicas, jugando los brazos y cerrando con pinturera media. Quitó de manera vistosa por saltilleras, comenzando con muleta en mano de manera vibrante en los medios. Viendo la bravura y calidad del astado, Luis David logró una faena que tuvo gran calado en los tendidos, donde en cada pase templó y mandó, abrochando con ajustadas bernardinas. Pinchazo y estocada perpendicular para salir al tercio, recibiendo palmas el toro en el arrastre.
Con el cierra plaza “Lavandero”, se recreó al lancear a la verónica, combinando chicuelinas. Con torería llevó al astado al piquero, quitando lucidamente por zapopinas. En la boca de riego comenzó su faena con pases cambiados por la espalda, prosiguiendo con series en redondo y vistosos pases circulares, teniendo enfrente a un toro noble con clase pero un tanto aplomado. Realizó la suerte suprema a un tiempo, dejando una estocada entera un poco trasera que no surtió efectos terminando al segundo golpe de descabello, escuchó un aviso y petición de oreja que no le fue concedida, dando una vuelta al ruedo con mucha fuerza. ([email protected])