Un ataque armado contra policías preventivos de Encarnación de Díaz, Jalisco, provocó una impresionante movilización de las diferentes corporaciones policiacas de Aguascalientes, ante el reporte de que los sicarios escapaban hacia esta entidad.
Debido a ello, de inmediato se reforzó la vigilancia en los límites entre Aguascalientes y Jalisco, sin que se detectara el ingreso de personas sospechosas hacia territorio estatal
Fue aproximadamente a las 03:00 de la madrugada del martes, cuando un grupo de sicarios que viajaban a bordo de una camioneta color blanco, atacaron a balazos a policías preventivos de Encarnación de Díaz, Jalisco, de los cuales tres resultaron heridos.
Tras la cobarde agresión, los sospechosos escaparon con rumbo a Aguascalientes, por lo que se dio aviso a las autoridades locales. De inmediato, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, dispuso que se implementara un dispositivo de seguridad en toda la franja que divide Aguascalientes de Jalisco.
Fue así que policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes, recorrieron terracerías, brechas y carreteras para evitar el ingreso de los agresores. Asimismo, se colocaron retenes en diversos puntos. De igual forma, se reforzó la seguridad en la Puerta de Acceso Sur, cuya vigilancia estuvo a cargo además de policías estatales, de elementos de la Policía Federal y de personal del Ejército Mexicano.
Cabe destacar que más tarde fue localizada la camioneta en que escaparon los sicarios, misma que dejaron abandonada sobre la carretera libre a Encarnación de Díaz, Jalisco, por lo que se procedió a su aseguramiento.