Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de Canadá financia a cinco organizaciones de la sociedad civil que brindan asistencia humanitaria tras los sismos de septiembre en Chiapas, Oaxaca y Puebla.
Durante la Conferencia Anual del Fondo Canadá para las Iniciativas Locales, Adriana Caudillo, funcionaria de la Embajada, explicó que en 2017 el Ministerio de Asuntos Globales de Canadá destinó 7 millones de pesos a México, de los cuales casi la mitad se emplearon para proyectos de asistencia humanitaria.
“El presupuesto total que tuvimos para 15 proyectos que estamos financiando este año fue de casi 7 millones de pesos, pero estos 15 proyectos incluyen cinco proyectos de ayuda humanitaria en Oaxaca, Puebla y Chiapas, que son básicamente para brindar asistencia a las víctimas de los sismos del pasado septiembre”, señaló.
Los 3 millones de pesos que se destinaron para asistencia humanitaria se suman a las mil 500 tiendas de campaña que donó el Gobierno canadiense y a los 100 mil dólares canadienses donados a la Cruz Roja Mexicana.
Alejandra Urrea, coordinadora del Fondo Canadá para Iniciativas Locales, explicó cómo funciona el fondo, y dijo que el tope para cada organización de la sociedad civil que lo reciba (exceptuando a las de asistencia humanitaria), es de 400 mil pesos.
Además de la asistencia humanitaria, en 2017 el Fondo Canadá financió proyectos de migrantes y refugiados, contra la trata de personas, para mujeres en situación de vulnerabilidad en Oaxaca, tecnologías verdes y reducción de homicidios en la Ciudad de México, entre otros.
Por más de 30 años, el Fondo Canadá ha financiado proyectos a pequeña escala en países en vías de desarrollo.
Este Fondo, que depende del Ministerio de Asuntos Globales de Canadá, se implementa en 86 países y financia un promedio de 600 proyectos cada año, con alrededor de 20 mil millones de dólares canadienses.
Su objetivo es contribuir a la promoción de los valores canadienses y fortalecer sus relaciones bilaterales y con organizaciones de la sociedad civil en terceros países.
Asimismo, el Fondo tiene una partida para proveer ayuda humanitaria inmediatamente después de Desastres naturales y emergencias, como fue el caso de los sismos.
La Ministra Consejera de Canadá, Chantal Chastenay, dijo que la política de asistencia canadiense busca resolver problemas por los que atraviesa la humanidad y busca el desarrollo de los derechos humanos, el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, así como la salud.
Esta política de asistencia, subrayó, está vinculada con las prioridades de política exterior del Gobierno del Primer Ministro, Justin Trudeau, como la igualdad de género.
Aseguró que las organizaciones de la sociedad civil juegan un papel fundamental en la defensa de los derechos humanos.
“Nuestro Gobierno estima que la labor de las y los defensores de derechos humanos es sumamente importante y considera inaceptable la intimidación y otros actos de violencia en contra de ellas y ellos”, mencionó.

¡Participa con tu opinión!