David Loji
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-Una compañía mexicana quiere replicar la popularidad que tiene el leasing en Estados Unidos.

Novolease introduce en el mercado mexicano un esquema de arrendamiento puro inspirado en los productos de arrendamiento norteamericanos pero adaptados a las necesidades de México.

De acuerdo con cifras de la consultora Cox Automotive, el 31 por ciento de los vehículos nuevos en Estados Unidos son adquiridos mediante este tipo de esquemas.

La propuesta de Novolease se basa en impulsar el arrendamiento puro, en el cual únicamente se paga la renta del vehículo y, al finalizar el contrato, se devuelve el mismo.

En este tipo de arrendamiento, el valor residual, o sea, el que se debe pagar para conservar la unidad, es alto lo que permite una renta mensual baja. Por ello, el cliente prefiera regresar el vehículo y contratar un nuevo plan.

«El cliente paga una renta baja, disfruta de su vehículo con garantía, seguro, etcétera; lo devuelve al final del plazo y se lleva otro vehículo nuevo», aseguró Joe Chamasrour, presidente de Novolease.

«La renta es muy baja, lo que la vuelve eminentemente deducible de IVA e ISR».

Novolease tiene convenios con 19 marcas automotrices que se comprometen a retomar el vehículo seminuevo al final del plazo con un valor mayor al del mercado, esto es entre 5 y 7 por ciento superior al estipulado por el Libro Azul.

Esto permite a la empresa mexicana ofrecer arrendamiento puro con rentas muy bajas y deducibles de impuestos. Trae muchos beneficios financieros, incluyendo ISR, IVA y tenencia.

El producto está diseñado especialmente para quien desea disfrutar del vehículo y devolverlo al final del plazo.