Sonia del Valle
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 7-Feb.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) acogerá a los estudiantes y académicos que sean deportados ante el endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos, anunció el Rector Enrique Graue.
En una ceremonia por el centenario de la promulgación de la Constitución, señaló que la máxima casa de estudios ofrecerá apoyo para aprovechar el potencial intelectual de quienes sean repatriados.
“La Universidad no puede quedar al margen del actual conflicto. Por ello, está realizando y emprenderá diversas acciones en apoyo a uno de los grupos más vulnerables: los estudiantes y los académicos”, subrayó.
Detalló que se envió una carta a las 39 universidades estadounidenses con convenios vigentes para invitarlas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM para recibirlos o servir de puente con las universidades incorporadas o de otros puntos del país.
Graue indicó que, entre otras acciones, la Secretaría General, la Oficina de la Abogada General y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE) propondrán al Consejo Universitario mecanismos y medidas para evitar trámites excesivos que, en las actuales circunstancias, sean difíciles de cumplir para la incorporación de estudiantes a los diferentes niveles.