Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Sedatu afirmó que la venta barata de un predio del Caribe fue decisión de un tribunal sobre la valuación hecha por el Indaabin.
REFORMA publicó que la Sedatu vendió un terreno de 262 hectáreas a precio de ganga a Vicente Francisco Cetina Novelo, quien de inmediato lo revendió.
El monto fue fijado por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) que determinó el valor del terreno en 61 millones de pesos. Un perito de la PGR, empero, lo valuó en junio pasado en mil 239 millones de pesos.
“Dichos avalúos son obligatorios para la Sedatu por lo que ningún funcionario de la dependencia puede intervenir o influenciar esas determinaciones”, precisó.
El director general de la Propiedad Rural en Sedatu, Mario de la Fuente, señaló ayer a REFORMA que el predio –ubicado en la carretera Cancún-Tulum– pasó por un procedimiento de titulación onerosa, que inició Cetina desde 1998.
Explicó que la propiedad tenía un título a nombre de Federico López Pacheco y el tribunal resolvió que era falso, favoreciendo a Cetina.
“Nosotros no lo determinamos lo determinó el Tribunal Unitario Agrario 44 de Chetumal, en una sentencia del 22 de abril de 2013”, explicó. Por tanto, Cetina siguió el proceso de titulación.
Afirmó que Secretaría no podía desacatar el fallo y procedió a la enajenación del predio, con el precio fijado por el Indaabin.