Zedryk Raziel Cruz Merino
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 23-Jun.- Andrés Manuel López Obrador responsabilizó a Felipe Calderón y al Presidente Enrique Peña Nieto del déficit de producción de petróleo crudo que golpea las finanzas de Pemex.
El presidente de Morena mencionó que a lo largo de 11 años la empresa productiva del Estado ha dejado de producir 1 millón 200 mil barriles de petróleo crudo debido al saqueo y la corrupción.
“Es una tragedia lo que está sucediendo con la industria petrolera nacional. Pemex es de las empresas más saqueadas del mundo por traficantes de influencias y políticos corruptos”, acusó en un video.
Grupo REFORMA publicó hoy que en mayo las exportaciones de crudo cayeron por debajo del millón de barriles, algo que no ocurría desde 1990, con más del 50 por ciento de las ventas en el continente americano.
López Obrador describió que Calderón inició su gobierno con una extracción de 3 millones 200 mil barriles diarios de crudo, producción que, al dejar el cargo, quedó en 2.5 millones de barriles, esto es, 700 mil unidades menos.
Agregó que la masa de producción cayó a 2 millones de barriles diarios durante el actual sexenio y estimó que al final del mandato de Peña Nieto se extraerán entre 100 mil y 200 mil barriles menos.
Señaló que, en contraste, en el País se consumen 800 mil barriles de gasolina, de los cuales 500 mil son importados de Estados Unidos, mientras que el resto se produce en las seis refinerías nacionales.
El dirigente morenista acotó que el gasto invertido en importar esos 500 mil barriles de gasolina es mayor a las ganancias obtenidas por la venta de crudo diario.
“Ya somos deficitarios, ya no somos autosuficientes, esto nunca había pasado en la historia de nuestro país desde el descubrimiento de los primeros pozos petroleros en Tamaulipas y en San Luis Potosí, desde entonces no habíamos caído en déficit.
“Porque en todo este tiempo se abandonó la exploración, ya no se perforan pozos, están dedicados a robar, a saquear, no les importa la industria petrolera, es gravísimo lo que está sucediendo. Desde hace 40 años no se construye una nueva refinería en el país”, criticó.
López Obrador indicó que pese a la inversión de 8 mil millones de dólares para rehabilitar tres refinerías, la de Minatitlán, Cadereyta y Madero, estás operan solamente al 40 por ciento de su capacidad.
En tanto, dijo, las otras tres refinerías, de Salamanca, Tula y Salina Cruz, cuya operación está detenida debido a una explosión, “se están cayendo a pedazos”.
Adelantó que, de ganar la elección presidencial, Morena rehabilitará todas las instalaciones petroleras y construirá dos nuevas refinerías en Tabasco y Campeche.

¡Participa con tu opinión!