Al aseverar que el setenta por ciento de las cincuenta y cinco mil llamadas mensuales que se reciben en las líneas de emergencia municipales son falsas o inexistentes, el secretario de Seguridad Pública capitalina, Antonio Romo Martínez, reconoció la necesidad de eficientar la recepción de los reportes en el 911 y su consecuente enlace para el despacho de las distintas corporaciones.
El titular de la corporación ratificó su compromiso de coordinación y colaboración permanente con el gobernador del Estado, de acuerdo a las directivas que él ha marcado junto con la propia alcaldesa capitalina, motivo por el cual se han marcado nuevas estrategias esta semana con los elementos para prevenir situaciones de robos.
Respecto a la disponibilidad de las líneas 072 y de los teléfonos de las delegaciones y destacamentos policiacos para agilizar la respuesta a las emergencias ciudadanas, Romo Martínez sostuvo que la línea 911 es una indicación nacional y se respeta como tal, pero se ofrecen más alternativas municipales.
En el tema operativo meramente en la calle, la Policía Municipal se tarda entre cinco y seis minutos en atender la llamada ciudadana, aunque ha habido otros casos que han sido inmediatos; también el sistema de patrullaje ha permitido atender los casos, incluso antes de que llegue el reporte a las líneas de emergencia.
De modo mensual, las líneas telefónicas del Ayuntamiento de Aguascalientes reciben alrededor de 55 mil llamadas, y aparte se tienen todas las que recibe el sistema nacional del 911; gradualmente ha ido reduciéndose el número de reportes a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, ya que la ciudadanía utiliza más y más el número nacional.
De las 55 mil llamadas de emergencia que recibe el Municipio, el 70% de ellas responden a eventos que no existen y en consecuencia se califican como falsas, sin embargo, las corporaciones de Seguridad Pública, Bomberos y Protección Civil salen a atenderlas invariablemente, porque ante todo se encuentra prevenir la seguridad de todos.
En el Código Penal de Aguascalientes se encuentra establecido el delito hacia las personas que hacen un mal uso de los sistemas de emergencia, a quienes se les puede empezar una carpeta de investigación ante el Ministerio Público, y ésta tarea podría ser desarrollada tanto por el Gobierno del Estado como por el Municipio.
“Los equipos que operan en los C4 graban cada llamada que ingresa al sistema de emergencia, se puede identificar el número telefónico y la zona de procedencia, para proceder ante el Ministerio Público”, finalizó.

¡Participa con tu opinión!