CDMX.- A lo largo de su trayectoria, Daniel Giménez Cacho ha colaborado con una larga lista de cineastas, que incluye a Pedro Almodóvar y Alejandro G. Iñárritu, pero nada tan complicado como trabajar con el tailandés Apichatpong Weerasethakul.
El actor participó en Memoria, la nueva cinta del ganador de la Palma de Oro, en la que compartió créditos con la británica Tilda Swinton.
«Siempre te toma un tiempo entender a un director, pero Weerasethakul me tomó varios días más porque no sabía a qué se refería con subirle o bajarle en ciertas escenas.
«Es tailandés y evidentemente su cultura tiene otra manera de comunicarse, pero con él tienes que aflojarte porque no le vas a entender exactamente a todo y menos a saber qué es lo que estás haciendo. Traté de soltarme y dejarme guiar, pero ya veremos la película para descubrir qué significa», reconoció Giménez.
En la historia, sobre una botánica especialista en orquídeas (Swinton) que visita a su hermana en Bogotá, el mexicano interpretó al cuñado de la protagonista.
Y si bien sólo realizó tres escenas, aceptó el papel porque recibió la invitación por parte de la directora argentina Lucrecia Martel, quien lo dirigió en Zama.
Además de ser una oportunidad importante en su carrera, contó que fue agradable trabajar con la británica, quien al igual que él tuvo dudas sobre la cinta. (Brenda Martínez/Agencia Reforma)