Marco Almaraz
Agencia Reforma

MONTERREY, N. L.- El ex pitcher mexicano Esteban Loaiza, quien ganó más de 43 millones de dólares durante 14 temporadas en Grandes Ligas, se declaró ayer culpable de narcotráfico en una audiencia realizada en una corte de California.
Loaiza, uno de los tres lanzadores tricolores que han ganado 20 juegos en una campaña de Ligas Mayores, aceptó su responsabilidad por posesión de droga con intención de distribución.
El ex serpentinero de 46 años permanecerá en libertad bajo fianza, pero enfrentará una condena mínima de 10 años en prisión y una máxima de cadena perpetua cuando sea sentenciado el próximo 2 de noviembre.
Loaiza fue arrestado el 9 de febrero cerca de una casa en Imperial Beach, California, que limita con Tijuana. Su Mercedes SUV astilla acababa de salir del garaje cuando las autoridades lo confrontaron.
Después de que un perro olfateó drogas en el SUV, las autoridades obtuvieron una orden de cateo para la casa y encontraron 20 kilos la cocaína en paquetes en el compartimiento de un Nissan estacionado en el garaje. Loaiza admitió en un acuerdo de culpabilidad que transfirió las drogas de un vehículo a otro.
La abogada de Loaiza, Janice Deaton, se negó a hablar con los periodistas después de dejar el tribunal.
El serpentinero bajacaliforniano jugó para varios equipos ligamayoristas entre 1995 y 2008, incluidos los Piratas de Pittsburgh, Medias Blancas de Chicago y Yanquis de Nueva York. Tuvo un registro de 21-9 con los Medias Blancas en 2003 y comenzó en el Juego de Estrellas ese año.
Nacido en Tijuana, Loaiza se convirtió en una celebridad en el país después de casarse con la fallecida cantante Jenni Rivera.
Rivera solicitó el divorcio poco antes de su muerte, poniendo fin a su matrimonio de dos años.

¡Participa con tu opinión!