Gregorio Macías Moreno, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, informó que familiares de empleados formales que perdieron la vida, podrán recuperar las aportaciones que su pariente realizó al Fondo de Ahorro para Vivienda, esto, por medio de un trámite rápido.

Señaló que ello es gracias a un programa encabezado por la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), en colaboración con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit); añadió que como precedente está el caso en el que se auxilió a la esposa de trabajador fallecido, donde se privilegió la conciliación, logrando la recuperación de 4.3 millones de pesos a favor de familiares de trabajadores fallecidos.

Macías Moreno indicó que un juicio de designación de beneficiarios es aquel que se inicia cuando el trabajador fallece y sus beneficiarios, como esposa, concubina, hijos o padres, principalmente, son quienes pueden hacer valer el derecho y reclamar las prestaciones que generó el extinto trabajador.

Manifestó que de esta manera se trata de agilizar el pago a los beneficiarios sin concluir el juicio, haciendo con ello realidad el acercamiento de los trabajadores y beneficiarios a una justicia pronta y expedita.

Por último, el delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social mencionó que la Profedet llevó un juicio que es un parteaguas, pues es la primera vez que se concilian juicios de designación de beneficiarios sin llegar a obtener un laudo, es decir, la etapa final de un juicio, lo que significa que en el corto plazo podrá resolverse un número mayor de juicios vía conciliación y, de esta forma, quitarle carga de trabajo a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.