Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque con una representación menor, los autos seminuevos financiados le van ganando la carrera a los nuevos.

El financiamiento para la compra de un auto seminuevo creció 13 por ciento en el acumulado de enero a julio respecto al mismo lapso de 2018, según un reporte de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En total, de acuerdo con datos del reporte, se financieron 62 mil 467 unidades seminuevas en el periodo de referencia.

Por el contrario, el financiamiento para autos nuevos cayó 10.4 por ciento, durante los primeros siete meses del año, al colocar los préstamos para 444 mil 572 unidades.

Durante dicho periodo de 2018, los autos seminuevos representaban el 10 por ciento, pero para este año significaron el 12 por ciento de la participación del financiamiento.

Mientras que el financiamiento total, es decir, para la compra de un auto tanto nuevo como seminuevo, cayó 8 por ciento en el acumulado de enero a julio de este año.

Esto significó que en los primeros siete meses del año en total 507 mil 39 unidades nuevas y seminuevas se han colocado a través de alguna de las tres principales opciones de crédito en México.

Del total de financiamiento, el 65.8 por ciento fue otorgado por las financieras, seguido de la banca con el 30 por ciento y del autofinanciamiento con el 4.1 por ciento.

La principal demanda de financiamiento de vehículos nuevos se ubica en estados del norte del País, como Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Coahuila, así como algunos del sur, como Quintana Roo.