Tras la visita de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para revisar la operación de la Dirección de Justicia Municipal, su titular Carlos España Martínez acatará las recomendaciones referentes a mejorar la alimentación de los detenidos, vigilancia en su derecho de llamadas telefónicas, y una interacción más directa y personal con el juez, con el oficial aprehensor y el detenido, en su derecho de audiencia.

Asimismo, la Dirección de Justicia Municipal se reunió con el presidente de la CEDH, J. Asunción Gutiérrez Padilla, para pulir las recomendaciones y hacer limpieza en las posibles irregularidades que ocurren dentro de los separos capitalinos, y se salvaguarden las garantías individuales de los detenidos.

Las observaciones abarcan aspectos relacionados con las instalaciones, limpieza, seguridad, medidas de prevención de situaciones de no salud de los detenidos.

Ahora deberán dar tres veces al día sopas instantáneas a los detenidos, en lugar de las dos que se ofrecen actualmente. Asimismo, una llamada telefónica cada vez que la requiera el infractor, hoy sólo se le permite una cuando ingresa; y una mayor vigilancia sobre las pertenencias de los detenidos.

En el 2019 hubo 75 mil ingresos de detenidos y se trabajará en la colocación de extractores para mejorar el aire en la zona en donde ellos quedan en resguardo.

Otra de las recomendaciones se refiere a que se cuide que los internos salgan a las horas de salida que les corresponde, motivo por el cual se ha puesto un reloj para que puedan revisar los tiempos y de esta manera el interno pueda estar enterado, informado sobre su situación particular.

Explicó que el C4 Municipal cuenta con 18 celdas con una capacidad de 20 a 25 personas por espacio. Se cuenta con cuatro áreas de observación para menores de edad, dos para mujeres, y cinco separos con capacidad de 20 personas, cada una. Y también se tiene una celda destinada para alcoholímetro y otra para personas con diversidad sexual.