Ricardo Daniel Velázquez Carrillo 
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, Cal.- Los Medias Rojas de Boston se colocaron a un triunfo de conquistar su noveno título de la Serie Mundial y primero desde el 2013, al vencer 9-6 a los Dodgers de Los Ángeles y ponerse arriba 3-1 en la confrontación.Boston supo venir de atrás, anotando en cada una de las tres últimas entradas, para silenciar al Dodger Stadium, que está viendo a su equipo caer en el Clásico de Otoño por segundo año consecutivo.
Un cuadrangular de tres carreras del cubano Yasiel Puig redondeó un jugoso sexto inning donde los locales se fueron arriba 4-0 y parecían emparejar la Serie Mundial a par de triunfos por bando.
Sin embargo, los Medias Rojas demostraron porque son el máximo candidato al título y con un Steve Pearce encendido, vinieron de atrás. Pearce pegó jonrón solitario para empatar 4-4 en el octavo rollo y en la novena selló la victoria con doblete remolcador de tres anotaciones.
Antes, en el séptimo acto, Mitch Moreland llegó como emergente a pegar bambinazo de tres rayitas, que inició el despertar de Boston.
La polémica con las decisiones del manager angelino, Dave Roberts, vivió otro capítulo, pues por segunda noche seguida mandó a su cerrador Kenley Jansen a sacar salvamento de seis outs con una carrera de ventaja, y de nuevo le pegaron jonrón para empatar la pizarra, hoy conectado por Pearce.
El partido entonces estaba encaminado a irse a extrainnings al igual que en el histórico encuentro anterior que se definió en 18 episodios, pero Boston sentenció su victoria en la parte alta de la novena tanda con racimo cinco anotaciones.
Tras un out, Brock Holt pegó un doblete, y luego timbró con sencillo productor de otro bateador emergente, Rafael Devers, ante los pitcheos del derrotado Dylan Floro. Luego, Pearce dio el nocaut a los Dodgers con su tablazo y Xander Bogaerts agregó otra remolcada.
Todavía Kike Hernández pegó jonrón de dos anotaciones en la baja de la novena, pero fue insuficiente para los Dodgers.